Mendoza Martes, 27 de marzo de 2018

Desde el jueves la mansión Stoppel abre sus puertas al público

Abrirá sus puertas para todo el mundo luego de cuatro años de trabajos de restauración. Habrá dos exposiciones, una en el nuevo edificio de la parte trasera.

Luego de haber pasado por años de abandono y vandalismo, de haber pertenecido a manos privadas, a gestiones municipales y de haber vuelto a manos de Mendoza, de haberse iniciado y parado las obras de recuperación, finalmente, el museo Carlos Alonso Mansión Stoppel abrirá sus puertas este jueves.

La obra finalizada fue entregada a la Secretaría de Cultura el 27 de diciembre de 2017. Durante los meses de este año se realizaron todas las pruebas de servicios, es decir, probaron que funcionaran los baños, las luces y todas las instalaciones.

La recuperación de la mansión comenzó en 2013 cuando, durante el gobierno de Francisco Pérez, se llamó a licitación para llevar a cabo el plan de restauración y en ese momento se estimó un presupuesto de $22 millones. Por los problemas económicos y la falta de pago a proveedores, las obras fueron interrumpidas en tres oportunidades. Ya con la gestión de Alfredo Cornejo se presupuestaron $49 millones para la obra que finalmente terminaron siendo $58 millones en total.

Además de la restauración del sector patrimonial, se construyó en la parte de atrás un edificio totalmente nuevo, de tres pisos, que será el Espacio B y en el que pueden convivir hasta tres exposiciones distintas a la vez. A este se puede acceder por una rampa eléctrica dado que hay muchos desniveles entre las dos partes y cuenta con una terraza al aire libre.

Diego Gareca, secretario de Cultura, dijo que en el espacio que fue recuperado habrá durante tres meses una exposición de 150 obras del ilustrador Carlos Alonso -cuyo nombre lleva el museo- y que la idea es dejar una muestra permanente de Alonso. "En este espacio no se realizarán las muestras sobre los muros sino en tabiques especiales", explicó.

En el nuevo edificio de tres pisos, el Espacio B, expondrán una selección de premios Vendimia.

"La intención del edificio recuperado es siempre tener una muestra permanente de Carlos Alonso, a diferencia del otro edificio en el que vamos a tener muestras de distintos autores. Intentamos que sea parte del recorrido turístico de la gente cuando va al Parque y se suma al espacio de fotografía Máximo Arias que vamos a inaugurar el próximo mes", adelantó Gareca.

Cronología

1912

La mansión fue ideada por el arquitecto italiano Víctor Barabino, autor del templo de Nuestra Señora de la Merced. Se realizó a pedido del cónsul peruano Luis Stoppel y demoró dos años en construirse.

1949

Pasó a formar parte de los inmuebles de Mendoza. Fue donada por su propietario y el Gobierno instaló en ella el Patronato de Menores. Su enorme extensión permitió que también se usara como depósito del Estado.

1977

El terremoto de Caucete, en San Juan, ocasionó daños en el norte del área metropolitana del Gran Mendoza provocando en la mansión una enorme grieta. La fisura hizo que la institución fuera clausurada.

1978

Después de ser declarada inhabitable, el lugar se transformó en un depósito de chatarra. La Dirección General de Escuelas y la Dirección de Familia, que hasta entonces hacían uso del espacio, la dejaron abandonada.

2002

Se sancionó una ley por la cual se donó a la escuela Domingo Faustino Sarmiento terreno para ampliar su patio. Este establecimiento estuvo 18 años pugnando por más lugar. La mansión fue declarada Patrimonio Histórico y Cultural de Mendoza.

2003

El 7 de enero Mendoza donó la propiedad a la Municipalidad de Capital. La casa fue cedida para que en dos años se organizara un museo. Desde entonces surgieron varias propuestas, incluso de privados para revivirla, pero ninguna logró instalarse.

2004

La falta de recursos hizo que la Municipalidad de Mendoza no cumpliera con el propósito inicial. Comenzaron a acumularse quejas por parte de los vecinos, entre ellos por la mugre que representaba. La mansión sufrió su peor deterioro producto del vandalismo.

2005

Capital se vio obligada a cercar la mansión para protegerla de amantes furtivos y ser usada como baño público. Se trabajó en el llamado a licitación para que un privado la rescatara y pusiera en valor.

2007

Un proyecto pretendió poner allí la sede mundial de las capitales del vino. La idea fue trabajar junto con una consultora internacional para lograr que los representantes mundiales del vino pusieran los recursos para la reconstrucción.

2012

Se dispuso la transferencia del inmueble de dominio público municipal hacia la órbita del Gobierno de Mendoza. El gobernador Francisco Pérez anunció que se usaría el edificio para exhibir la obra de Carlos Alonso.

2013

Se finalizó el relevamiento con el proyecto arquitectónico y el plan de restauración, recuperación y ampliación de la mansión. Se llamó a licitación para que las empresas ofrecieran sus ofertas económicas y técnicas.

2017

Tras cuatro años de construcción con interrupciones fue pactada la entrega de la obra para el 10 de octubre de 2017. Sin embargo fue entregado a Cultura el 27 de diciembre.

2018

El jueves se abrirán las puertas del museo Carlos Alonso- Masión Stoppel luego de cuatro años de obras y dos gestiones de Gobiernos al frente.