Mendoza Sábado, 7 de abril de 2018

Crisis avícola: los huevos siguen en aumento y desde el sector piden reabrir la exportación

Referentes del sector aseguran que las subas para la producción no se habían aplicado todavía en las tarifas. Un maple pasó de $40 a $90, mientras el cajón de $450 se fue a $900.

En Dorrego. Mariano Gallegos ordena el maple. Notable ha sido el aumento del precio de los huevos. (UNO - Nicolás Galuya)

Se nota en las góndolas de los supermercados y también en los almacenes de barrio. No escasean, pero hay menos cantidad de huevos a la venta y los precios subieron abruptamente en los últimos días. Desde el sector avícola explicaron que a nivel nacional están atravesando una crisis por la baja rentabilidad y que la situación se mantendrá así al menos hasta fin de año. En Mendoza, la situación es similar al resto del país.

El problema no es nuevo, aseguran los avícolas, sino que se viene agravando desde hace dos o tres años y esta situación era inminente. Lo que ocurrió es que la baja rentabilidad generó un problema para reponer la cantidad de gallinas necesarias para abastecer al mercado y ahora, como se produjo un faltante, por cuestión de oferta y demanda, el precio subió.

"No hay escasez, pero sí hay una reducción en la oferta por algunas variables que se han conjugado para que esto esté sucediendo. Hemos tenido unos 36 meses con una crisis importante de rentabilidad que hizo que se redujera la producción y muchos productores hayan quedado en el camino. Muchas gallinas han sido sacadas y no se han renovado en tiempo y forma lo que afecta a la productividad, además de haber tenido un verano muy duro, que también complica", expresó en diálogo con Radio Nihuil el secretario de la Cámara Argentina de Productores Avícolas, Santiago Perea.

Si se compara con años anteriores, la cantidad de aves ponedoras se redujo al menos en el 50% y costará entre ocho y diez meses volver a estar en el 100% de capacidad.

"Una gallina, para empezar a poner, necesita 16 semanas y de aquí a que se repongan todos los pedidos y todo lo que ha faltado, va a demorar ese tiempo. Hasta fin de año la situación estará como ahora", agregó Nicolás Leiva, dueño de la avícola ND.

Otro de los problemas que atravesó el sector fue que se dejaron de exportar huevos por la falta de competitividad, lo que hizo que toda la producción se volcara al mercado interno y, al haber una sobrestock, los precios prácticamente se congelaran.

Esa falta de competitividad se explica en parte por los aumentos en los costos de producción. "La alimentación de las gallinas, que es prácticamente maíz y soja, ha subido en promedio más del 200% en los últimos años, la mano de obra casi 80%, la energía 900% y el envase 180%. Todo con un precio planchado, que hace imposible absorberlo", agregó Perea.

De esta manera, y en comparación al precio que estuvo prácticamente congelado, la suba en el precio de los huevos es del 100%. Por ejemplo, los maples de huevos que costaban $40, ahora se encuentran entre $80 y $90, mientras los cajones en la venta mayorista, que tenían un precio estimado de $450, ahora rondan entre $900 y $1.000.

Futuro incierto

La situación actual no es buena para el sector, pero hay quienes ven esta crisis como inevitable, porque es parte de un círculo que se repite con el tiempo.

Así lo explicó Leiva: "Toda la vida ha pasado lo mismo. Para fin de año seguramente todos estarán al 100% en la capacidad de producción y otra vez se vuelve a llenar el stock, lo que hará congelar el precio hasta que deja de ser rentable".

De todas formas, consideró fundamental el hecho de que se vuelvan a abrir las exportaciones, ya que de esa manera se descomprime el mercado interno.

"La situación de este año creo que será buena para la avicultura, porque no se repondrá la cantidad de aves que se tenía que reponer y recuperaremos algo de rentabilidad", cerró Leiva.

Dejanos tu comentario