Viernes, 20 de enero de 2017

Cornejo vuelve al "infierno" mendocino a designar un nuevo ministro de Salud

Pasará de los 30 grados en la playa al infierno del cemento de 40 grados en Mendoza, en un clima aún más caliente por la salida de Giacchi.

Alfredo Cornejo vuelve este viernes de Cuba, tras sus primeras vacaciones como gobernador de Mendoza, con un sano bronceado caribeño, tras haber recorrido la isla luego de la muerte del histórico líder Fidel Castro.

Pasará de los casi 30 grados en la playa, sentado en una reposera mientras disfruta de la vista de las aguas turquesas del Caribe, al infierno del cemento de 40 grados en Mendoza, con la vista de la turbia corriente del Cacique Guaymallén.

La temperatura también estará alta en el interior de Casa de Gobierno, a diferencia de otros eneros, cuando todo lo relacionado a la política entra en la misma meseta que el resto de las actividades; esta vez Cornejo tendrá que llegar a hacer el primer cambio de su gabinete, un cambio forzado por las circunstancias. En medio de su descanso estival, tuvo que aceptarle por teléfono la renuncia al ex ministro de Salud Rubén Giacchi, denunciado por golpear a su novia, Laura García, en la misma fiesta de cumpleaños de ella.

El domingo pasado, rápido de reflejos -él y sus asesores-, en un momento en que la violencia de género dejó de ser un tema menor para pasar a convertirse en una cuestión de Estado, Cornejo le cerró la puerta a Giacchi antes de que la denuncia se hiciera pública, y eso desatara un escándalo. Mientras tanto, hasta hoy, puso en remplazo al ministro de Seguridad, Gianni Venier.

Cuando el gobernador definía los nombres de su gabinete y la nueva conformación de sus ministerios, hace más de un año, se filtró el de Carlos Funes como posible ministro de Salud. Se dice en los pasillos de la política que Funes ya había hablado con Cornejo, pero no había mantenido el hermetismo que le pidió y dado que el rumor se filtró, el mandatario lo dio de baja y nombró a Giacchi.

Ahora, seguramente, Cornejo ya trae desde Cuba en su cabeza el nombre de quien sucederá a Giacchi -a quien calificaron de "muerto político"-. Si sigue la línea de mando del ministerio puede optar por alguno de los funcionarios que ya están trabajando.

Allí está el subsecretario de Salud, Oscar Sagás, quien sería el que directamente secundaba a Giacchi. Sagás es médico clínico, demócrata, y fue candidato a intendente de Godoy Cruz en 2011, cuando compitió, curiosamente, con el que ganó esa elección y ahora es gobernador, Alfredo Cornejo. Sagás se desempeñó también como titular del Incaimen durante muchos años y de ahí saltó a una banca en la Legislatura donde fue senador.

El jefe de gabinete del Ministerio, Rodolfo Montero, hermano menor de la vicegobernadora Laura Montero e hijo del dirigente radical de que lleva su mismo nombre, podría ser otro de los candidatos, aunque dada su juventud y de que políticamente responde a su hermana, no sería uno de los puestos fijos.

También en la línea sucesoria está la subsecretaria de Administración y Control, Marta Liliana Muñoz.

Además de resolver la cuestión de Salud, Cornejo se encontrará también con el incendio del Espacio Contemporáneo de Arte. Ayer el secretario de Cultura Diego Gareca dijo en una conferencia de prensa que la evaluación económica de los daños estará lista recién la semana que viene. "El fin de semana se van a establecer las causas del siniestro", sostuvo el funcionario (ver páginas 3 y 4).

Más noticias