Mendoza Viernes, 23 de febrero de 2018

Cornejo destacó "los beneficios del bono fiscal"

En Friolatina. La empresa inauguró su nueva sede. Allí estuvieron Alfredo Cornejo y Martín Kerchner.

La empresa Friolatina, de la avenida Rodríguez Peña, inauguró su nueva sede, la que pudo construir gracias a la toma de un bono fiscal.

El gobernador de Mendoza Alfredo Cornejo y el ministro de Economía, Infraestructura y Energía Martín Kerchner, visitaron la obra, y recorrieron las instalaciones y la línea de producción del proyecto integral de fabricación continua de chapas símil tejas con o sin inyección de poliuretano, utilizadas para la creación de equipos de frío.

Friolatina es una empresa de la familia Bernardi, que exporta equipos realizados en Mendoza a más de 10 países. Cuando el Gobierno abrió la convocatoria para la presentación de proyectos para tomar el bono fiscal, esta empresa solicitó $61.813.837 y se comprometió a tomar 30 nuevos trabajadores.

Luego de la visita, el gobernador comentó: "Este es un instrumento. Ustedes saben que tenemos pocos instrumentos de políticas económicas, la mayoría son nacionales, pero al lograr solvencia fiscal, tener orden, estamos poniendo en marcha instrumentos provinciales, entre ellos un bono fiscal que premia a quienes invierten".

"Los premia devolviendo Ingresos Brutos. Acá la gente ha hecho todo con dinero propio y nosotros les abaratamos los impuestos con la condición de que inviertan en Mendoza, que compren a proveedores locales y generen empleo. Hasta el momento esta empresa ha creado más de 50 puestos y van por más. Para la construcción de esta sede ya se contrataron 100 trabajadores", agregó.

"Estamos estudiando la posibilidad de instrumentar nuevos bonos fiscales porque vemos que este funcionó muy bien. Quiero que los mendocinos vean que pueden emprender y que hay un Gobierno que acompaña, pero que ellos deben animarse y tomar el riesgo, estudiar bien el funcionamiento del sistema", dijo Cornejo.

A modo de ejemplo citó el trabajo complementario de Friolatina: "Al ser proveedor de materiales de viviendas, esta empresa está haciendo casas como las del IPV, con un sistema que reduce el tiempo de construcción. La construcción tradicional lleva de 9 a 14 meses, según la complejidad, y con este sistema se puede hacer la misma superficie en la mitad del tiempo. Existen también beneficios adicionales, como el ahorro energético, puesto que son casas muy presurizadas donde no se escapa el calor y hay menos consumo. Se está haciendo en un montón de lugares en el mundo, no veo por qué no hacerlo en Mendoza. Muchos de mis funcionarios viven en casas de ese sistema. Lo vamos a fabricar en Mendoza y a vender afuera".

El ministro de Economía, Martín Kerchner, dijo: "Esto no es solamente una inversión, es también apostar a la innovación y la tecnología. Para acceder a este bono fiscal se realizó una licitación pública".

-52 empresas mendocinas recibieron el bono fiscal durante 2017. Se espera generar unos 2 mil empleos.

-4.100 millones deja de percibir la Provincia por Ingresos Brutos, pero se recompensa con la creación de puestos de trabajo.

Dejanos tu comentario