Mendoza Lunes, 1 de octubre de 2018

Concejales del Gran Mendoza dicen que no necesitan un "ítem recinto"

Los ediles de Guaymallén sancionaron una ordenanza por la cual el 20% de su sueldo estará sujeto a la asistencia a las comisiones y a las sesiones. Qué piensan sus pares.

Desde esta semana, los concejales de Guaymallén comenzarán a percibir sus dietas sujetas al "ítem recinto" que, como primo hermano mayor del ítem aula, ata una parte de esa remuneración a la asistencia, en este caso a las comisiones y a las sesiones en el recinto.

El proyecto de los ediles del departamento más poblado de Mendoza fue votado a favor por casi todos, excepto el concejal Lucas Inostroza del FIT, quien se opuso a la medida.

Según el artículo 48 del reglamento interno del Concejo Deliberante, "Los concejales están obligados a asistir a todas las sesiones desde el día de su incorporación", algo que en la práctica muchas veces no sucede. Es por eso que, para asegurar su cumplimiento, se aplicará el ítem recinto a la liquidación mensual, representando el 20% del sueldo de los concejales.

"La iniciativa se puede encuadrar dentro del marco de nuestra intención de terminar con los privilegios de los políticos. Si se le descuenta el sueldo al empleado municipal por faltar a trabajar, lo mismo debe pasar con los concejales", señaló el radical Ignacio Conte, autor del proyecto.

Así, a partir del 1 de octubre el salario estará compuesto por el 70% Asignación de Clases, 10% Compensación Funcional y 20% Ítem Recinto.

Conte dijo que si bien ellos vieron que no faltaban muchos concejales, había algunos pocos que sí faltaban mucho. "Nos motivó también el hecho de cambiar el eje y de que alguna vez creemos reglas para nosotros y no para los demás", explicó.

Rodrigo Solorza, presidente del Concejo Deliberante de Luján, dijo que ellos no tienen problemas con las inasistencias y que, por lo tanto, no ven necesario tomar medidas como la de Guaymallén.

"Tenemos la obligación de la asistencia y hay una muy buena relación con todos. Cuando alguno no puede ir movemos la sesión, tenemos casi 100% de asistencia. Está buena la medida de Guaymallén, pero no nos hace falta, nos acomodamos", expresó el edil.

La Ley Orgánica de Municipalidades establece que los concejos deliberantes deben sesionar como mínimo una vez al mes, pero en general la mayoría lo hace una vez a la semana.

"Es cierto que en el reglamento está contemplado el tema de las inasistencias, lo que no te dicen otros es que no existe sanción ante la falta", afirmó Conte.

César Cataneo, presidente del Concejo de Godoy Cruz, afirmó que el tema de las inasistencias ya lo tienen regulado en el reglamento interno y, en este caso, sí está contemplada una sanción. "A la tercera falta se descuenta un porcentaje; es de igual característica que con el empleado público. Creo que como mucho en estos tres años hemos tenido 3 o 4 faltas y nunca me han pasado no justificada", agregó. "Si a los concejales les viene bien tener el ítem recinto, está bien. Nosotros no lo evaluamos porque ya lo tenemos regulado en el reglamento interno, no modificaría algo que ya hacemos", sumó Cataneo.

Beatriz Martínez, presidenta del Concejo de Capital, explicó que en el reglamento interno tienen un artículo que regula que frente a las inasistencias se procede al descuento del día y ante tres faltas juntas el cuerpo decide cómo se lo debe sancionar.

"En la Capital nosotros sesionamos todos los martes a las 10.30 y no hacemos receso de invierno. En lo que va del año ya tenemos 32 sesiones, las comisiones funcionan todas semanalmente y realmente inasistencias no tenemos, los concejales vienen, están en las comisiones y nosotros, que somos bloque mayoritario, tenemos la responsabilidad de hacer que funcione", contó la edil.

Dijo que en los últimos tres años de ella al frente del cuerpo no han tenido ningún caso de sanciones a ningún edil y que tampoco hubo en los cuatro años anteriores cuando ella también fue concejala.

"El horario de las sesiones es piola para llegar y si faltan presentan la nota el día anterior. En la primera sesión ordinaria, que es los últimos días hábiles de febrero, acordamos días y horarios de sesión y días y horarios de las comisiones y las comisiones. La idea es que todos puedan estar, y trabajamos muy tranqui y realmente no nos planteamos la necesidad de hacer el receso de invierno. Yo estoy contenta de todos mis pares, más allá del color político que sean", dijo Martínez respecto de las asistencias de los ediles capitalinos.