Mendoza Lunes, 22 de octubre de 2018

Comenzará la campaña aérea contra la polilla de la vid

En esta segunda etapa se trabajará fumigando agroquímicos en el Norte y Este de Mendoza.

Tras el éxito logrado en la campaña del año pasado, donde se logró reducir la plaga llamada comunmente polilla de la vid (Lobesia botrana), que se redujo a un 70%, desde esta segunda quincena de octubre y hasta la segunda de noviembre -según el Gobierno de Mendoza-, se realizará la etapa de tratamientos aéreos para control de la polilla en el Norte y Este de Mendoza.

Se reunieron técnicos del Iscamen y los municipios para coordinar las acciones correspondientes.

Se utilizarán productos registrados y autorizados por Senasa, amigables con el medio ambiente y de la categoría toxicológica Clase 4 (banda verde). Los tratamientos serán supervisados por técnicos de Iscamen y Senasa.

Las acciones de control de la plaga se desarrollarán en el marco de la Ley Nacional 27.227 que declara de interés nacional el control de la plaga, la Ley provincial 9.076 que declara de interés provincial el control del citado insecto, la Resolución de Senasa 583E/2017 que declara la Emergencia Fitosanitaria por la plaga Lobesia botrana, y el Decreto Provincial 1812/2017.

La actual campaña contra la polilla de la vid combina herramientas en diferentes etapas como la entrega de difusores de feromonas, provisión de agroquímicos, alertas de aplicación en momentos oportunos, el servicio de aeroaplicaciones con productos específicos y también aplicación aérea de feromonas. Cada recurso fitosanitario es utilizado según la incidencia de la plaga en cada zona de Mendoza.

La asistencia con difusores, correspondiente a la primera etapa del Operativo 18/19, se ha desarrollado en todos los Oasis Productivos y se han entregado insumos para 59.471 hectáreas, lo que equivale a 4.375 fincas.

-54.974 Hectáreas tratadas por aire: 9.059 en Rivadavia, 3.526 en Junín, 18.231 en S. Martín, 5.266 en Maipú, 4.932 en S. Rosa, 9.947 de Lavalle y 4.013 en Luján

-Prohibido. En 2017 el tratamiento fue prohibido por el Consejo Deliberante de San Carlos (Ordenanza 1.678 del 26/10). Pero un fallo de la Justicia (17/11) rechazó este amparo.

Más noticias