Mendoza Miércoles, 22 de agosto de 2018

Colectivos low cost: si te apurás, podés viajar a Salta o a Iguazú por $499

También hay pasajes a $399 a Buenos Aires, Córdoba y Bariloche. Se sacan 30 días antes, online y son limitados.

Viajar en micro a conocer las Cataratas del Iguazú o Salta la Linda por sólo $499 ya es posible desde Mendoza, siempre y cuando el pasaje se saque 30 días antes, por la web y queden aún butacas, que son limitadas. Después de que el Gobierno nacional eliminara la banda tarifaria de larga distancia, las empresas locales lanzaron sus low cost, que permiten gastar hasta 8 veces menos que en un boleto convencional y con valores que representan sólo el 10% de lo que cuesta un vuelo económico a estos destinos.

Como era de esperarse, sin tener que respetar ya una tarifa de base mínima, los referentes de la larga distancia encuentran ahora una herramienta que les permite ofrecer pasajes con descuentos de entre el 15% y el 95%. De este modo, podrían hasta ofrecer un viaje a Buenos Aires desde los $66.

Por ahora, los pasajes súper low, como los han llamado las empresas principales de Mendoza, cuestan $399 o $499, dependiendo el destino, horario y la modalidad en lo que respecta a comodidades y servicios.

Rigen para los destinos más turísticos, como son Buenos Aires, Córdoba, Bariloche, Iguazú y Salta y están siendo ofrecidos por las principales líneas que los tienen como ofertas desde la provincia (Cata, Andesmar, Chevallier, Flecha Bus, El Rápido) desde el sábado pasado.

Por ejemplo, a Iguazú se puede viajar por $499 en semicama, cuando el mismo pasaje en la misma compañía tiene un valor convencional de $3.935 o de $4.330 el servicio de cama ejecutivo. Por avión, cuesta entre $4.200 y $5.700 el boleto más barato. Por el mismo valor promocional se llega a Salta, que venía costando $2.445 y arriba de $3.153, si se optaba por un vuelo.

A Buenos Aires, Córdoba y Bariloche se consiguen pasajes desde los $399, cuando el mismo boleto venía costando en promedio $1.984, $1.250 y $1.850, respectivamente. Estos últimos valores se equiparan a los precios que las aerolíneas low cost ofrecen, sobre todo para Buenos Aires y Córdoba. En el caso del sur argentino, en avión cuesta el doble más o menos que viajar en colectivo según un valor convencional.

"La idea es poder tener una oferta que compita con el esquema low cost de los aviones y en el marco de que el Gobierno ha desregulado el piso tarifario, hemos actuado en consecuencia. Es una medida que no garantiza cubrir los costos, pero comercialmente teníamos que hacerlo. No quedaban muchas opciones", comentó Mauricio Elmelaj, director de Cata Internacional.

Que el valor convencional de los mismos pasajes es el que responde al esquema real de costos que tienen, advirtió, lleva a que para no tener pérdidas fijen algunas condiciones para acceder a estas promociones. Entre ellas, que se saquen con 30 días de anticipación como mínimo, sólo de modo online y hay cupos limitados que oscilan entre 4 y 7 butacas por viaje.

"Esto es similar a lo que han hecho los aviones. Porque la tarifa promocional lógicamente está muy por debajo del costo. Por eso no se puede hacer de forma masiva. Hay que ver ahora cómo reacciona el mercado. El que gana es el consumidor más que las empresas aéreas o terrestres", agregó Elmelaj, detallando que ya hay muchas consultas y se están haciendo reservas pero que aún no cuantifican qué impacto ha tenido ya que arrancaron el fin de semana con las promociones.

"Que nos hayan autorizado a vender por debajo del límite establecido no significa que lo podemos hacer para todas las butacas ofrecidas. Hay que analizar las leyes del mercado. Evidentemente las empresas de transporte desde la llegada no organizada y poco integrada de las low cost atraviesan una crisis importante, la más importante en los últimos años, y que tengamos autorización no se traduce en que lo podamos hacer", comentó sobre este nuevo esquema normativo Marcelo Pieralisi, gerente general de Andesmar, que opera también otras líneas directas como El Rápido y Flecha Bus.

El referente de esta empresa recordó que ya, igualmente, ya venían ofreciendo promociones del 40% y 50% con venta online en algunos destinos. También, que ahora buscarán evaluar el impacto del programa que ellos han llamado "súper low", atendiendo a las limitaciones que dicen hoy tienen para cubrir costos. "Además de la recesión que limita la venta de boletos, para lo que antes eran unas escapadas. De por sí la temporada de julio fue extremadamente baja", remarcó.