Mendoza Miércoles, 7 de febrero de 2018

Adiós a Milka Durán, la "Lechiguana" que engualichó a los oyentes

Falleció el martes por la tarde luego de estar varios días en reposo, complicada de salud, en su hogar de Luzuriaga.

Única. Siempre conservó la frescura, el sentido del humor y su carisma.

En el documento figuraba como Sara Ofelia Carmona, pero en la memoria de todos los mendocinos será recordada por siempre como Milka Durán, una de las grandes mujeres de la radio de Mendoza, la "Bruja" que supo engualichar por décadas a oyentes de todas las edades y que con su carisma, frescura, sentido del humor y particular forma de ser y comunicarse logró llenar de buena vibra los hogares.

Falleció el martes por la tarde luego de estar varios días en reposo en su hogar en Luzuriaga, Maipú. La actriz y locutora tenía 78 años de carrera y 89 años de edad. Ejemplo para las nuevas camadas de estudiantes de comunicación social, fue querida y reconocida por todos los profesionales de los medios, periodistas y locutores, además de su público, en el que marcó una huella imborrable.

Milka Durán.

Milka Durán.

Quien fue la Lechiguana, como se llamó uno de sus personajes más entrañables, comenzó su carrera a los 10 años, en radio Aconcagua, hoy radio Nacional. A los 11 fue nombrada locutora. Trabajó en todas las emisoras AM de Mendoza: Nihuil, Libertador, Nacional y LV10. Trabajó junto a ilustres mendocinos como Armando Tejada Gómez y Antonio Di Benedetto. También hizo teatro con Luis Politti. Conoció a Eva y a Juan Domingo Perón, personalmente.

Debutó como periodista durante los años de la Segunda Guerra Mundial. Incursionó en el teatro, el cine y la televisión. Creía fielmente en la radio y decía que nunca moriría porque es "inmediata, estimula la imaginación y acompaña". Fue siempre una locutora experta en hacer reír a su público y expresó en reiteradas ocasiones que las cosas más bellas de la vida son gratis y que el cariño de la gente era su mayor recompensa.

En el 2012 recibió la Distinción Sanmartiniana por su destacada carrera en el campo artístico y comunicacional mendocino. En mayo de 2016 fue homenajeada en el teatro Independencia durante el Festival de Otoño. En sus últimos años integró el elenco Comunicaktores y siguió participando en la radio por teléfono. Ayer marchó, junto a la gran escritora Liliana Bodoc.

Detrás de su seudónimo

La periodista de Diario UNO Paola Alé entrevistó a Milka Durán hace varios años y rescató esta pequeña historia que podría titularse "De cómo Sara Carmona pasó a ser Milka Durán".

"Comencé en la radio siendo una niña, a los 11 años. En ese momento, trabajar en radio era ser medio puta. Entonces yo no quería que me reconocieran. Además, tenía una compañera a la que habían llamado para hacer una película en Filme Andes. Me dijo que se iba a cambiar el nombre porque le iban a hacer notas en la radio y no quería que nadie supiera que era ella la que estaba trabajando. A mí también me habían convocado, porque el director de la película me había escuchado en la radio, pasando algunos avisos. Entonces también pensé que tenía que buscar un seudónimo. Hacía poco había visto una película con Mirtha Legrand en la que era dueña de unos supermercados llamados Grandes Almacenes Durán y me gustó ese apellido. El nombre de Milka se lo copié a otra compañerita de la escuela que se llamaba así. Desde ese momento, ya no fui más Sara Carmona", relató Milka años atrás de cómo fue que un día esta niña se inventó a sí misma, cambió su vida, su nombre y siguió siendo fiel a una identidad y esencia que marcó a oyentes durante varias generaciones e hizo de la radio mendocina un espacio para disfrutar.

"A mí me conocen todos, de los chicos a los viejos. Todos tienen una anécdota para contar y eso es porque la radio estimula la imaginación", tambiénn había dicho.

"Las cosas más bellas de la vida son gratis, como el cariño de la gente. Lo que no se compra con dinero, eso es lo mejor. Cuando lo tenés, lo valorás más que nada", relataba en su momento.

"Un día me dijo Jorge Sosa que no hagamos más la Lechiguana porque llevaba 20 años al aire. No la hicimos por una semana y la gente empezó a pedirla de nuevo", agregaba.

"Lo que yo creo es que la radio no va a morir nunca, porque es inmediatez, estimula la imaginación y acompaña", contaba Milka a Diario UNO en 2013.

Dejanos tu comentario