LAS COIMAS K Miércoles, 19 de septiembre de 2018

Pescarmona y las coimas: "Para mí era como estar secuestrado"

El escrito del juez Bonadio con el que ordena los procesamiento detalla las declaraciones del empresario y de Francisco Valenti.

"Para mi era lo mismo que estar secuestrado. No queríamos darle un mango a estos tipos porque eran unos hijos de puta. Pero tuvimos que acceder", confesó el empresario, Enrique Pescarmona ante el juez Claudio Bonadio, según lo que este detalló en el escrito por el cual proceso a políticos y empresarios, entre ellos al propio Pescarmona.

El dueño y fundador de Industrias Metalúrgicas Pescarmona (IMPSA); y su mano derecha durante muchos años, Francisco Valenti, revelaron cómo fue el día en que cedieron a las extorsiones del gobierno K.

Valenti detalló minuciosamente ante Bonadio una serie de licitaciones, y obras adjudicadas que luego le fueron quitadas, entre 2006 y 2014, cuando finalmente la compañía entró en default.

Señaló que en todos los casos se presentaron con mejores propuestas tecnológicas y financieras pero no salieron como ganadores. Inclusó destacaron que durante la gestión del matrimonio Kirchner sólo obtuvieron dos contratos, que representaban aproximadamente el 2% de la inversión energética hecha en la Argentina por el Estado.

Ante lo que ambos, sintieron como una asfixia económica, contaron que su decisión fue pasar las fronteras y hacerse fuertes en otros países latinoamericanos. El ejemplo más claro, fue la obra en Macagua, Venezuela, que implicaba más de 200 millones de dólares.

"A principio todo iba fantástico y de golpe nos dejan de pagar, se van los pagos a 240 días, nos asfixian. El que nos paraba los pagos era el Sr. De Vido. Un día vengo de viaje y me encuentro con Valenti, dijimos nos estás chantajeando, nos están asfixiando, y nos preguntábamos que hacer. Baratta nos chantajeaba diciendo que si no les pagábamos no íbamos a cobrar en Venezuela, decía que esta atrás la Sra. Kirchner".

"La presión era sobre Valenti y éste me lo transmitía. Entonces accedí, por lo cual yo asumo la responsabilidad de los pagos que efectuó Valenti. Le dije que usara la plata que yo tenía en la caja fuerte. Por ese síndrome del secuestro siempre tuve plata en mi casa de Mendoza, en el departamento de Buenos Aires y en la oficina, en la caja fuerte. Él tenía acceso a esa plata y sabía que podía usarla para emergencias por ejemplo si secuestraban a un chico", declaró Pescarmona ante Bonadio.

Versión que fue confirmada por el propio Valenti quien reconoció haber efectuado los pagos. Explicó que la estrecha relación que tenía la ex mandataria con Hugo Chavez, fue fundamental para boicotearlos. Puntualizó que cuando los amenazaron con interferir en la firma del acuerdo de Tocoma, y que luego "concretaron", el "stress financiero los llevó a ceder a las exigencias indebidas".

Especificó que pagó coimas por un monto total aproximado de 1.800.000 dólares y que lo máximo fueron 200 mil dólares por cada oportunidad.

"Los entregaba en un sobre o en bolsa de supermercado o de tiendas comerciales. El dinero lo ponía en un sobre papel madera y eso lo ponía dentro de una bolsa, y lo entregaba en la habitación 410 en la mayoría de los casos. Que yo recuerde Baratta entraba a la habitación siempre sólo y también quiero agregar que le obsequiaba vinos de la bodega Lagarde del grupo empresario IMPSA, conducta que era una práctica de cortesía con clientes, asociados, bancos, consultores. El dinero que entregábamos lo obtenía de la caja fuerte que estaba en la oficina de Buenos Aires, en calle Madero 940. Era un disponible de la empresa, no sé si estaba contabilizado. Yo sabía que había un disponible para atender este problema en particular. Baratta me llamaba antes al celular, me preguntaba si estaba la plata y combinábamos una reunión en el Hotel. Algunos fueron a la noche, otras a la tardecita, era en distintos horarios" manifestó Valenti.

Sin embargo, Pescarmona no sólo apunto al caso de Venezuela, sino que también señaló que, si bien no tenía pruebas, creía que el gobierno también había intervenido los pagos de Brasil.

Actualmente, Enrique Pescarmona se encuentra procesado como miembro de una asociación ilícita encabezada por Cristina Kirchner, y fue embargado por 4 mil millones de pesos. A su vez, Francisco Valenti fue sobreseído por falta de mérito.

Más noticias