Diario Uno > Clínica Santa María

La Clínica Santa María sumó un nuevo caso de "abandono"

Es el cuarto caso de "abandono" que se conoce en menos de una semana en la Clínica Santa María. Todos coinciden en la mala atención que reciben los pacientes

“Cuando le dieron el alta, mi mamá tenía escaras muy grandes y estaba llena de piojos”, contó este miércoles una mujer, quien tristemente tuvo a su madre internada en la Clínica Santa María, de Capital, la cual sigue sumando denuncias por el completo abandono de los pacientes que quedan allí internados. Además, PAMI tardó 10 días en autorizar la internación domiciliaria y se la dieron un día antes de que muriera.

En este caso, Roxana Roldán relató que su madre ingresó el 11 de agosto con coronavirus, el cual se contagió dentro de un geriátrico de Guaymallén. Estuvo internada hasta el 25 de agosto, y el cuadro con el que se encontró cuando volvió a verla fue tremendo.

Te puede interesar...

“Fue trasladada a la Clínica Santa María por Covid-19, aunque no tenía síntomas. Se le mandó la medicación, pero nunca se la dieron, y cuando le dieron el alta, mi mamá tenía escaras muy grandes y piojos, estaba llena de piojos”, relató Roxana a Radio Nihuil.

No solo no le dieron la medicación, sino que tampoco le dieron comida ni agua. La mujer estaba desnutrida y deshidratada, ya que, según contó Roxana, no le pusieron ni suero: “Mis quejas son que ella vino con piojos, escaras, deshidratada y desnutrida. El 1 de septiembre fue internada de nuevo por las escaras tan grandes que tenía, le hicieron limpieza quirúrgica, hasta que el 4 le dieron el alta, pero ingresó con deterioro muy grande por la falta de medicación, alimentos y agua, porque no le pusieron suero”.

Roxana dijo: “Cuando le dieron de alta la segunda vez el médico dijo que estaba muy grave y delicada. Iba con internación domiciliaria que la tramité el mismo día 4 cuando le dan el alta. Estuve 10 días para que me dieran del PAMI la internación domiciliaria, que finalmente fue el lunes 14 y mi mama falleció al otro día a la mañana”.

Desde la semana pasada la Clínica Santa María, ubicada en calle Federico Moreno y Entre Ríos, de Capital, no deja de sumar tremendas denuncias de este tipo. Uno de los casos más resonantes ocurrió la semana pasada cuando dieron por muerta a una mujer, entregaron un cuerpo a los familiares, y luego de enterrarla les avisaron que la mujer estaba viva y preguntaba por sus hijos.

Y más grave es aún que todavía no se sabe fehacientemente de quién es el cuerpo que entregaron y que enterraron, por lo que la Fiscalía de Homicidios interviene para tratar de identificarlo y en caso de no lograr hacerlo desde la Clínica, analizan la posibilidad de exhumarlo.

En este caso, los familiares de la mujer que finalmente estaba viva, detectaron que tampoco le habían dado la medicación que ella toma a diario.

A los pocos días se conoció otro hecho lamentable, en el cual un hombre reclamaba que hacía 10 días esperaba que le entregaran el cuerpo de su padre y una tía que murieron en la Clínica Santa María. Esta persona también denunció que cuando le regresaron las pertenencias de su padre, le devolvieron intacta toda la medicación que debía tomar, entre otras irregularidades que denunció ante la Justicia.

Otro aberrante hecho fue el que denunció una mujer quien contó que su marido fue internado por una fractura de vértebra, murió a los días y no saben de qué.

El hombre estaba inmovilizado, pero tenía contacto con con su esposa por celular. La mujer dijo que no lo higienizaban y que el médico lo revisaba solo tomándole la muñeca.

A los pocos días, un rato después de haber hablado con él, la llamaron de la Clínica y le dijeron que su marido había muerto, aunque no sabían de qué y no le dieron el certificado de defunción. Al parecer, lo incluyeron en el protocolo de Covid-19, por lo que no puede estar en contacto con el cuerpo de su esposo.