Diario Uno > Sociedad > cuerpos

Espera retirar los cuerpos de su papá y su tía hace 10 días

Un hombre denunció gravísimas irregularidades en la Clínica Santa María. Teme que alguno de los cuerpos haya sido entregado por "error" a otra familia

Un hombre denunció que su padre y dos tías murieron en los últimos 15 días en la Clínica Santa María, de Capital, y 10 días después no les entregan los cuerpos de dos de sus familiares. Temen que hayan entregado uno de ellos a la familia a la que le dijeron que su madre había muerto, y después de enterrarla le dijeron que estaba viva.

Alejandro Atencio contó a Radio Nihuil que cuando murió una de sus tías les entregaron un certificado de defunción, un DNI y un bolso que en el momento no miraron. De allí fueron directo a la cochería para hacer los trámites para retirar el cuerpo y cremarlo, pero cuando sacaron los papeles para hacer el trámite, se llevaron la sorpresa que el certificado, el documento y el bolso no era de su tía, y regresaron a la Clínica Santa María para arreglar el problema.

Te puede interesar...

“Cuando volvimos a dejar las pertenencias que no eran de mi tía, se escuchó por ahí decir: ‘Uh! Hicieron mal un acta de defunción y encima esta persona está viva”, dijo Atencio.

Pero la angustia no terminó ahí, ya que tenía además a su padre y a otra tía internados. Dijo que luego de reclamar que no le daban información del estado de salud, finalmente un médico de guardia lo atendió y le explicó la situación de su padre.

“Lo hisoparon no sé en qué momento, la comunicación con él era casi nula, tuvo 4 cambios de habitación, el único contacto era con el médico de piso, pero como lo cambiaban de habitación, el médico cambiaba también. Ellos se comunicaban con nosotros, pero uno decía ‘tu papá va a fallecer’ y el otro decía ‘esta semana le doy de alta’”, relató Alejandro Atencio.

Finalmente el padre falleció el viernes 4 de septiembre, pero no pudieron verlo. Cuando les entregaron sus pertenencias se llevaron otra sorpresa, toda la medicación que el hombre debía tomar y que ellos habían entregado a los médicos estaba intacta. El hombre debía tomar 9 pastillas por día, en especial medicación para su corazón, pero al parecer no se la habían dado.

También les devolvieron la comida que le habían llevado: “Le habíamos traído cosas porque no quería comer la comida del hospital. Nos dieron la fruta podrida, jugos enteros”, entre otras cosas.

Casi 10 días después, el sábado pasado, Atencio recibió la llamada del director de la Clínica Santa María, quien le pidió disculpas por todo lo que estaba pasando. Ante el polémico hecho que se hizo viral, sobre una familia que enterró y despidió a una mujer, y un día después les avisaron que estaba viva y pedía por sus hijos, el hombre aprovechó la llamada: “Le pregunte si la persona enterrada por equivocación era alguno de mis familiares, porque ya tengo la duda, y me dijo: ‘No te lo voy a decir’. Creó una mayor duda en nosotros y queremos estar seguros que las personas que vamos a enterrar son nuestros familiares”.

“No necesitamos dinero. El director me dio a entender que estas cuestiones se arreglan con plata. Queremos saber la verdad, un médico te llamaba y te decía que estaba bien y que le iban a dar el alta en los próximos días y otra decía que iba a fallecer. Y no sabemos qué pasó”, reclamó Atencio.

La denuncia que realizó fue tomada por la Fiscalía de Homicidios, por lo que exige que se haga un reconocimiento de los cuerpos para garantizar que efectivamente se trata de su padre y su tía antes de enterrarlos, pero dijo que tampoco reciben respuesta de la Justicia.

Además, señaló que notó que las actas de defunción estaban manipuladas: “Agregaron Covid como causa de muerte al acta con otra lapicera de otro color, y mi tía no tenía Covid”.