Brian Ludueña, con sólo 19 años, busca evitar afrontar un juicio por una grave causa de violencia de género. Está acusado de intentar matar a su exnovia, una menor de edad, e intentar hacer pasar la situación como un accidente de tránsito.

El fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello que la causa vaya a juicio por el delito de tentativa de femicidio. Lisa y llanamente, el magistrado consideró que el Tirry Ludueña intentó quitarle la vida a la adolescente de 16 años, todo sumido en un contexto de violencia de género.

Te puede interesar...

La defensa del sospechoso asegura que no hay testigos que avalen la versión de que el joven le arrojó un bloque de cemento en la cabeza a la víctima. De hecho, la menor relató la discusión hasta el momento que Ludueña la ahorca y no recuerda más nada.

Pero el fiscal replicó que los médicos explicaron que la grave lesión en el cráneo que sufrió la adolescente no puede haber sido causada por una caída sino que responde más bien a un fuerte trauma.

La jueza Miriam Ñúñez será quien dirima la cuestión en los próximos días. Si Brian Ludueña va a juicio y es encontrado culpable recibirá una condena de 10 a 15 años de prisión por el crimen en Luján de Cuyo.

Crimen en Luján de Cuyo

El hecho ocurrió en las primeras horas del 19 de abril pasado cuando, según la acusación del fiscal, ambos jóvenes, que solían ser pareja, protagonizaron una discusión. Tras esto, Brian Ludueña llevó a la víctima hasta un descampado donde la golpeó hasta dejarla en el suelo.

Lejos de conformarse, tomó una piedra de gran tamaño y se la arrojó en la cabeza. El Tirry llevó a su expareja hasta la casa de su familia. En un principio dijo que habían atropellado a la joven, pero ante su poco creíble versión fue reducido por los propios vecinos de Perdriel.

La víctima sufrió hundimiento de cráneo y estuvo internada en terapia intensiva durante varios días.

Según denunció el padre de la víctima en las redes sociales, tras el crimen en Luján de Cuyo el supuesto agresor le continúa hostigando a su hija enviando mensajes y fotos con otros presos.