Daniel El Rengo Aguilera, ex líder de la barra brava de Godoy Cruz, y reconocido por el liderazgo dentro del barrio La Gloria, grabó un video con varios compañeros de celda del penal federal de Mendoza donde realizaron una oración para el papa Francisco.

Te puede interesar: Confirmaron dos nuevos casos positivos de coronavirus en Tunuyán

En las imágenes se ve que Aguilera es quien lleva adelante la oración, mientras que sus compañeros del pabellón 3-B se unieron y cada uno tuvo una oración para decir.

 Embed      
<iframe width="600px" height="400px" src="//vmf.edge-apps.net/embed/vod?vid=68211&hash=f5d5acb297496b4f9bbf96c3618d828c-1588169738-49b8ba8f9e5b7b260a306c25393a4181" frameborder="0" allowfullscreen allow="autoplay, fullscreen"></iframe>

Uno de los reos indicó que esta oración al Papa era porque lo vieron triste en las últimas misas que realizó sin público en la plaza San Pedro como consecuencia del coronavirus, por lo que pidieron “para que tenga la fuerza, como representante de Cristo en la tierra, para que pida a Dios por nosotros y nuestras almas”.

En su oración, dijo que en este momento de pandemia lo debe afectar de sobremanera, y por eso le rezan a Dios para que escuche las oraciones del máximo pontífice y las de ellos “para pedir por las almas perdidas, para que los enfermos se recuperen y para pedirle a Dios Todo Poderoso que nos perdone”.

El Rengo Aguilera es investigado por narcotráfico desde septiembre de 2017, cuando realizaron allanamientos en Godoy Cruz y requisaron la celda del penal Boulogne Sur Mer donde estaba detenido. Allí secuestraron celulares, chips, libretas y otros elementos de la causa.

El juicio estaba por empezar unos días antes del decreto nacional del aislamiento obligatorio, por lo que fue suspendido.

De hecho, los abogados de Aguilera presentaron el pedido para prisión domiciliaria, debido a que padece de Epoc, por lo que está comprendido dentro del grupo de riesgo por Covid-19, pero los jueces le negaron esta posibilidad.

Situación en el penal federal de Mendoza

Según transcendió, hace un tiempo un hombre con tuberculosis debió esperar más de una semana para ser trasladado a un hospital, donde finalmente murió.

Luego de esto, habrían aislado por unos días a Aguilera y sus compañeros de celda, pero no les hicieron exámenes.

Además, si bien las condiciones en los pabellones son buenas, aseguraron que no hay espacio para estar separados como indican los protocolos por coronavirus.

En el caso de Aguilera, aseguran que sufre de Epoc y que tuvo que ser llevado en varias oportunidades a diferentes hospitales para recibir oxígeno.