Roberto Aucachi Cisneros (25), el conductor alcoholizado que mató a Gabriela Riquelme (21) y Aimara Tejada (3) en un accidente en Guaymallén ocurrido en enero de 2019, fue condenado por la calificación más leve.

Este jueves, la jueza Laura Guajardo le puso punto final al juicio que comenzó hace unas semanas. La pena: 6 años de prisión y 10 de inhabilitación para conducir. La calificación: homicidio culposo agravado por conducir bajo el efecto de bebidas alcohólicas.

Te puede interesar...

Más allá del tiempo que deberá pasar Roberto Aucachi tras las rejas, el delito por el que fue encontrado culpable no es un detalle menor ya que la magistrada se inclinó por una línea de pensamiento que considera el hecho como una negligencia, potenciada por el consumo de alcohol.

Justamente este fue el eje de la discusión en el juicio, ya que la autoría del joven en el accidente en Guaymallén era incuestionable. El fiscal de Tránsito Fernando Giunta en su alegato pidió una pena de 16 años de cárcel por homicidio simple con dolo eventual, es decir, que Aucachi no tuvo la intención directa de matar pero sabía que su accionar podía causar un desenlace fatal y no hizo nada para evitarlo.

Por el contrario, el abogado defensor Diego Rozzi pidió que sea absuelto -asegurando que hubo responsabilidad de las víctimas al caminar por la calle y no por la banquina- o una pena de 3 años por homicidio culposo agravado.

Finalmente la jueza Guajardo se inclinó por esa última calificación más leve pero lo condenó a la máxima que contempla la escala penal.

pedido de justicia por accidente guaymallen 2019 roberto aucachi 3.jpg

Accidente en Guaymallén

En las últimas horas del 14 de enero de 2019, una camioneta Nissan Frontier atropelló a un contingente de 5 mujeres que caminaba a la vera de la lateral norte del Acceso Este, a metros del cruce con Tirasso. Gabriela Riquelme y la pequeña Aimara Tejada murieron en el lugar. El conductor intentó escapar del lugar. Terminó siendo encerrado por un policía retirado que circulaba en moto, a quien le dijo "dejame o te mato, yo también tengo familia". Roberto Aucachi quedó detenido y se probó que tenía 1,81 gramos de alcohol en sangre -más del triple de lo permitido-.