Un tribunal de jueces resolvió suspender el proceso judicial contra Nicolás Gil Pereg (39) por el asesinato de la madre y la tía.

El informe de un equipo de especialistas en salud mental que trabaja para el Estado provincial indica que el israelí "no está en plena capacidad de comprender y actuar durante las audiencias" a causa de un sindrome que afecta su juicio crítico.

Esto no quiere decir que sea inimputable y que no pueda ser juzgado. Sin embargo, por el momento se avizora un futuro plagado de suspensiones que retardarán la continuidad del proceso. Sin plazo límite a la vista.

Pereg está internado en el hospital El Sauce desde junio último. Allí no es el israelí acusado de matar y enterrar a la madre y a la tía en Guaymallén en enero de 2019.

Allí tampoco es el hombre de casi 2 metros de estatura que asegura ser un gato, que criaba y vivía con gatos muertos y que maúlla y gesticula como ellos; que se orina y defeca encima en la cárcel y en las audiencias en los tribunales, y que no se baña. En El Sauce es el paciente con historial clínico número 54.333.

En el centro sanitario público situado en Guaymallén le suministran un tratamiento farmacológico en dosis escalonadas, de menos a más, y la medicación únicamente puede aplicarse en contexto de internación hospitalaria, según los especialistas, quien advirtieron al tribunal que "aun no se alcanzan las dosis terapéuticas".

Dejan en claro entonces que es un tratamiento progresivo y paulatino. Que requiere tiempo.

La decisión de los magistrados Eduardo Martearena, Luis Correa Llano y Rafael Escot de suspender el proceso fue anunciada en la audiencia del 7 de agosto último y fue unánime.

Con el expediente judicial número P-4145, caratulado "Gil Pereg por Homicidio Agravado", en mano, el tribunal intervino para dirimir entre dos posturas contrapuestas.

Por un lado, la Fiscalía de Homicidios, que pretendía que el proceso avanzara sin la necesidad de que el imputado estuviera presente -al menos vía remota- en las audiencias ya que está representado por los abogados defensores.

Por otro, los defensores, que reclamaron la suspensión del proceso bajo la advertencia de que continuarlo sin Gil Pereg sería violar el derecho de defensa, ya que -más allá de estar presente o no en la sala de audiencias- todo imputado debe comprender lo que se dice de él en cada tramo de los procesos judiciales.

Conclusión: esta etapa del proceso, que podría desembocar en un juicio por jurado popular, se reanudará en fecha a determinar. Cuando a Gil Pereg le den el alta médica. Aunque no todo dependerá de este ítem, ya que los especialistas dieron cuenta de un detalle no menor: su sindrome está enquistado.

Comprender, ésa es la cuestión

La disyuntiva de avanzar o no con el proceso judicial a Gil Pereg quedó zanjada gracias a un informe del Hospital El Sauce de Salud Mental.

El equipo integrado por los psiquiatras Marcela Prado (directora de la institución) y María Atencio y la psicóloga Carolina Chacón dio cuenta de que el israelí está internado y bajo tratamiento farmacológico.

El cuadro clínico en cuestión es un "sindrome psicótico" y presenta síntomas "obsesivos y compulsivos muy graves". Se caracteriza, explicaron los profesionales, por "delirio sistematizado que condiciona la conducta".

Le afecta el juicio crítico y por lo tanto la comprensión de lo que ocurre a su alrededor. Y la capacidad de comprender de un acusado es determinante al momento de avanzar en una causa judicial sin caer en violaciones de derechos y garantías.

Posturas

Los fiscales Fernando Guzzo y Claudia Ríos coinciden en que Gil Pereg finalmente será juzgado por el doble crimen, y que esta suspensión del proceso judicial es temporal y no afecta todo lo investigado.

Los defensores del israelí, con Maximiliano Legrand a la cabeza, dicen que, más allá de haberles dado la razón, el tribunal tomó una decisión justa, y que de ninguna manera ellos, como representantes legales, habrían consentido que la causa avanzara con Gil Pereg en ese estado, internado y medicado y con el juicio crítico comprometido. "Se habrían afectado derechos y garantías de manera flagrante", aseguran.

Te puede interesar...