El secuestro en Guaymallén ocurrido en julio de 2018 quedó casi esclarecido. Seis integrantes de la banda de secuestradores fueron condenados con penas de entre 5 y 15 años de cárcel. El único cabo suelto en el expediente es un sospechoso que nunca fue atrapado por las autoridades.

En la tarde de este jueves se conoció el fallo de los jueces María Paula Marisi, Alejandro Piña y Alberto Carelli quienes encontraron culpables a los seis hombres que estaban sentados en el banquillo acusados de integrar la banda de secuestradores que dio un golpe en el barrio Village, ubicado en Dorrego, hace casi 3 años -ver más abajo-.

Seguir leyendo

Las penas que establecieron los magistrados se acercaron a las que solicitó la fiscal federal María Gloria André, quien lideró el debate oral y público que comenzó hace algunas semanas en Tribunales Federales. En tanto que los abogados defensores habían pedido sendas absoluciones para los involucrados, según comentaron quienes presenciaron el juicio en la Justicia Federal.

Quienes recibieron las penas más altas, de 15 años de cárcel, fueron los sindicados de ingresar al domicilio del barrio Village, robarse algunos elementos de la propiedad, reducir a una empleada que trabajaba en el lugar, secuestrar al joven de 24 años que dormía en su habitación y realizar las comunicaciones extorsivas con su padre, donde le exigieron 4 millones de pesos -terminó pagando 200 mil pesos-.

Dentro de este grupo se encuentran los oriundos de Río Negro Agustín Monito Leal (27), Héctor Alexis Díaz (31) y German Ibargoyen (30). Todos fueron señalados en rueda de personas por las víctimas, quedaron expuestos por las comunicaciones telefónicas que mantuvieron entre ellos y con el padre de la víctima y, de postre, fueron detenidos todos juntos en septiembre de 2018 en un domicilio que habían alquilado transitoriamente en Ciudad. En su poder tenían algunas herramientas sustraídas de la casa del barrio Village el día del hecho.

barrio village.jpg
El barrio Village, donde intervino la banda de secuestradores.

El barrio Village, donde intervino la banda de secuestradores.

El segundo grupo condenado, integrado por Oscar Enano Traico (41) y Jorge Sixto Coria (66), recibieron 14 años de prisión. Estos hombres radicados en Mendoza fueron quienes hicieron el monitoreo del empresario, a quien le daban estrictas indicaciones para realizar el pago y volver a ver a su hijo con vida. Estos integrantes de la banda de secuestradores quedaron complicados con los movimientos que registraron algunos celulares en las antenas telefónicas.

El que recibió la menor pena fue Jonathan Puchero Tempestti, un joven de 30 años que recibió 5 años de cárcel al ser encontrado culpable de encubrir el grave delito ya que ocultó en una cochera el auto VW Gol que utilizaron los autores del secuestro. La fiscal María Gloria André había pedido una condena de 14 años de cárcel al entender que había participado del secuestro en Guaymallén al planificar la logística en los días previos al hecho, pero el Tribunal Federal Oral 1 no coincidió con esa hipótesis.

Secuestro en Guaymallén

A media mañana del 12 de julio de 2018, un grupo de secuestradores irrumpió en una casa ubicada en el barrio Village, un coqueto complejo semiprivado ubicado en Dorrego. Además de robar algunas pertenencias del lugar y se llevaron por la fuerza al hijo de un empresario, un joven de 24 años.

Minutos después, su padre recibió un llamado del teléfono del joven: “Tenemos a tu hijo secuestrado y tomá esto en serio”, le dijo una voz con tono oriundo de la Patagonia. Minutos después, le pidieron $4 millones aunque el progenitor logró juntar $200 mil. Pactaron y concretaron la entrega.

Meses después fueron detenidos seis integrantes de la presunta banda de secuestradores, aunque resta capturar a un séptimo sospechoso: Roberto Ángel Medina.