Diario Uno Judiciales Gatillo fácil
Recta final

Prisión perpetua para el expolicía que asesinó en un caso de gatillo fácil

Este jueves finalizó el juicio por jurados contra el expolicía José Alexis Méndez, quien mató a un joven de 29 años en La Favorita el 1 de mayo de 2019

El expolicía José Alexis Méndez (33) fur condenado a prisión perpetua por asesinar a un joven de 29 años en un caso de gatillo fácil ocurrido en mayo de 2019 en el oeste de Ciudad.

El jurado integrado por 12 ciudadanos consideró que el exuniformado es culpable por homicidio agravado por ser funcionario policial y por el uso de arma de fuego -tal como sostenía la acusación-. Ante este panorama, el juez técnico Mateo Bermejo lo condenó a prisión perpetua.

Seguir leyendo

Tras el arranque el juicio por jurado el lunes pasado, en la mañana de este jueves se desarrollaron los alegatos finales. El primer turno fue para la fiscal de Homicidios Andrea Lazo quien citó al cantautor Joaquín Sabina para decir que "nos sobran los motivos" para condenar a José Alexis Méndez. "Usó y abusó de su condición de policía para asesinar a Ricardo Bazán", agregó.

La magistrada enumeró una catarata de pruebas que se vertieron durante el juicio por jurado. Destacó que los policías no fueron agredidos por los vecinos de La Favorita y que las radios policiales funcionaban pero fueron desactivadas para no notificar sobre el asesinato. Por otro lado, remarcó que el arma tumbera que se encontró en el lugar del hecho fue plantada por José Alexis Méndez ya que se la halló "muy prolija, muy limpia, encintada y sin huellas dactilares. Ricardo Bazán no tenía rastros de pólvora en sus manos".

Ricardo José Bazán.jpg
El crimen de Bazán es el primero caso de gatillo fácil que llega a un juicio por jurado.

El crimen de Bazán es el primero caso de gatillo fácil que llega a un juicio por jurado.

Por su parte, el jefe de la Fiscalía de Homicidios, Fernando Guzzo, calificó al exuniformado de "pesado, patotero, intolerante y desprestigia a la Policía. Consideró que cometió el crimen "de manera intencional".

En sintonía fue el alegato final del abogado querellante Lucas Lecour, quien armó un rompecabezas sobre el caso de gatillo fácil con varios aspectos: no había motivos para la detención, en la requisa a Bazán no se encontró ningún arma, las pericias balísticas, el estado de abandono en que quedó la víctima, la manipulación de la escena del crimen y los antecedentes de José Alexis Méndez. "Aplicó su propia ley. Sin juicio condenó a muerte a una persona desarmada que no había cometido ningún delito", argumentó y finalizó pidiéndole al jurado que "hagan Justicia por dos razones: para que la institución policial no quede manchada y para poder mitigar un poco el dolor de Antonia por la pérdida de su hijo".

ALEGATOS DE CLAUSURA EN EL JUICIO POR JURADO POR EL CRIMEN DE RICARDO BAZÁN

El último turno fue para la abogada defensora Nélida Basso quien descartó que se trate de un caso de gatillo fácil: "El hecho pasó y Méndez disparó. Es culpable, pero por exceso. No tuvo la intención de matar". La letrada cuestionó el hecho de que la víctima fatal haya salido corriendo y apuntó contra los otros dos policías que estaban con José Alexis Méndez al momento del hecho ya que "deberían sentarse en el banquillo porque son responsables también". "Alexis es víctima también. Hace 2 meses perdió a su papá y no lo pudo despedir. Sostenía económicamente a su mamá", aseveró sobre el final del alegato en el juicio por jurado solicitando un veredicto por homicidio en exceso de cumplimiento del deber, que prevé una pena de entre 1 y 5 años de cárcel.

¿Gatillo fácil?

En las últimas horas del 1 de mayo de 2019, Bazán se encontraba a bordo de una camioneta Ford Ranger que estaba estacionada en el barrio 14 de Noviembre, en la zona de La Favorita. Un móvil policial ocupado por tres efectivos, entre ellos Méndez, se acercó para identificar a los ocupantes. En ese momento, Bazán intentó escapar corriendo ya que no tenía su documento personal. Sin embargo, terminó herido con dos de los seis disparos que efectuó el José Alexis Méndez.

El herido fue trasladado a un centro de salud cercano pero terminó perdiendo la vida. En el lugar del hecho se encontró un arma de fabricación casera que no funcionaba, pero existe la sospecha de que fue plantada por efectivos policiales para simular que hubo fuego cruzado.