Diario Uno > Judiciales > Paula Toledo

Paula Toledo: once años de prisión para Marcos Graín por entregar a la joven

Este viernes terminó el debate contra Marcos Graín, quien por segunda vez estuvo acusado por el asesinato de Paula Toledo, y el fallo fue polémico

El caso Paula Toledo tiene su primera condena tras 17 años de una investigación que siempre rozó la impunidad. Este viernes finalizó el juicio que comenzó en diciembre pasado contra Marcos Federico Graín (32), quien fue condenado a 11 años de cárcel, una pena cercana a la mínima.

El Tribunal lo encontró culpable como partícipe necesario de abuso sexual con acceso carnal agravado por la comisión de dos o más personas. En la práctica esto quiere decir que Marcos Graín entregó a Paula Toledo, con quien tenía una relación informal, a las personas que la terminaron violando.

Te puede interesar...

Sin embargo, no lo encontraron responsable del posterior asesinato de la joven ocurrido en medio del brutal ataque sexual.

SENTENCIA - CASO PAULA TOLEDO

En la etapa de alegatos, el fiscal Pablo Peñasco había solicitado una condena a 25 años de cárcel para Marcos Graín por el mismo delito pero contemplando también la muerte de la víctima. El abogado de la familia de la víctima fatal reclamó la máxima: prisión perpetua. En tanto que la defensa del hombre insistió con que es inocente y debía ser absuelto.

Tras la sentencia comienza a correr un plazo para que algunas de las partes pueda presentar una recurso ante la Suprema Corte de Justicia, por lo que el fallo por el crimen en San Rafael todavía no está firme. Es por esto que la defensa de Marcos Graín solicitó que continúe en libertad, condición en la que llegó al juicio. Del otro lado, la Fiscalía solicitó su inmediata detención por existir riesgo de fuga, más teniendo en cuenta que Graín estuvo prófugo durante algún tiempo.

Finalmente los jueces Néstor Ariel Murcia, Alejandro Celeste y Esteban Vázquez Soaje se inclinaron por esta última postura y ordenaron la detención en la cárcel. Marcos Graín abandonó la sala de debates esposado por la Policía.

Tras conocerse el fallo, Nuri Ribotta, madre de Paula Toledo, expresó: "¿Tan poco vale la vida de una chica que recién empezaba a vivir? Yo no estoy conforme".

Marcos Graínn.jpg
Marcos Graín estaba siendo juzgado desde diciembre pasado.

Marcos Graín estaba siendo juzgado desde diciembre pasado.

Crimen en San Rafael

En la mañana del 31 de octubre de 2003, Paula Toledo fue hallada sin vida en la localidad de El Sosneado. Estaba semidesnuda y su rostro estaba desfigurado. La autopsia determinó que había sido violada vaginal y analmente. Tenía signos de asfixia y quemaduras de cigarrillos en distintas partes del cuerpo. Minutos antes se había reunido con su pareja, Marcos Graín, y un grupo de jóvenes en una casa abandonada donde solían juntarse a "tomar vino y fumar marihuana", según reconstruyó la acusación fiscal.

La investigación apunto rápidamente contra Marcos Graín, quien tenía 19 años, y otros menores de edad. Sin embargo, llegaron en libertad al primer juicio que se realizó en 2006, donde Iván Gauna y los hermanos Víctor y Alejandro Echegaray terminaron absueltos por el beneficio de la duda.

Marcos Graín, que estaba prófugo al momento de ese debate, fue juzgado por el crimen en San Rafael en un segundo juicio a mediados de 2010 donde tampoco lo encontraron culpable.

Ambos debates fueron anulados por la Suprema Corte de Justicia, básicamente por la pésima investigación que los antecedió. Los forenses jamás cotejaron las manchas de sangre que se hallaron en el lugar de hecho con la de los acusados. Tampoco lo hicieron con colillas de cigarrillos y con las prendas de ropa de la víctima. Ni siquiera se buscaron rastros de fluidos en el cuerpo de Paula Toledo -de hecho el cadáver fue lavado-.

Como han pasado más de 17 años del hecho de sangre, la acusación por el crimen en San Rafael prescribió para todos los sospechosos menos para Graín.