Narcotráfico en Mendoza

Metralleta Pérez se declaró culpable de venta de drogas y lo condenaron a cuatro años

En un juicio abreviado, Carlos Metralleta Pérez y su hijo Enzo se declararon culpables y pactaron penas de 4 y 1 año de cárcel, respectivamente

Por UNO

El juicio exprés que se realizó este lunes en Mendoza contra Carlos Alberto Metralleta Pérez y que tenía como único juez a Julio Roberto Naciff, significó un revés para el ex boxeador y su hijo Enzo, acusados de vender drogas en su domicilio de Junín. Pérez, de 56 años, se declaró culpable y pactó la pena con la auxiliar fiscal María Eugenia Abihaggle, y esta será de cuatro años, mientras que su hijo (25) recibió la condena de un año de cárcel por tenencia de estupefacientes.

Metralleta Perez.jpg
Carlos Metralleta Pérez ya tenía condenas por narcotráfico, pero gozaba de prisión domiciliaria por problemas de salud -tiene Parkinson-.

Carlos Metralleta Pérez ya tenía condenas por narcotráfico, pero gozaba de prisión domiciliaria por problemas de salud -tiene Parkinson-.

Carlos Metralleta Pérez, nacido en Laboulaye, Córdoba, y radicado cuando era púgil profesional en San Martín, fue detenido el 1 de abril del año pasado, luego de un allanamiento a su domicilio de Junín, donde llegó personal policial luego de una intensa investigación y tarea de seguimiento. En el interior de la casa de Pérez encontraron casi $13.000 y 215 gramos de cocaína repartidos en pequeñas dosis. Según la Fiscalía, Franco, el hijo de Metralleta intentó arrojar casi 100 gramos de esa droga al inodoro cuando el personal policial irrumpió en la vivienda.

Metralleta Pérez fue detenido en aquella oportunidad, pero el 30 de abril siguiente, consiguió el beneficio de la prisión domiciliaria debido a problemas de salud -tiene Mal de Parkinson- y tiene limitada la movilidad de sus brazos. Sin embargo el 13 de enero de este año fue detenido al violar el arresto domiciliario y atrapado en la calle con dos envoltorios de cocaína. Volvió a quedar en el penal, pero el 8 de marzo recibió nuevamente el beneficio de la domiciliaria.

Los problemas con la justicia del ex boxeador que llegó a ser campeón sudamericano de peso superwelter, comenzaron cuando fue sospechoso del crimen de José Luis Bolognezi, alias Kote, un joven que fue golpeado y asfixiado en un descampado de San Martín el 14 de septiembre de 2002. Pérez fue acusado por el asesinato junto a Abdo Girala, hijo del conocido comerciante esteño.