La Suprema Corte de Justicia dictó sentencia definitiva en favor de la ex jueza Stella Maris Ontiveros, que deberá ser indemnizada con $1,5 millones más intereses por un accidente laboral ocurrido en su despacho en 2001.

El fallo de la Sala II, integrada para este caso y de modo excepcional por los jueces María Teresa Day, Pedro Llorente y Dalmiro Garay, puso fin a una década de litigio en la Justicia Laboral, el máximo tribunal de justicia de la provincia y la Corte de la Nación.

Esa época se caracterizó por varias resoluciones apeladas una y otra vez por las partes en conflicto.

imagen.png
Pedro Llorente, Teresa Day y Dalmiro Garay integraron la Sala II porque los jueces titulares ya habían intervenido en otro fallo del caso Ontiveros.

Pedro Llorente, Teresa Day y Dalmiro Garay integraron la Sala II porque los jueces titulares ya habían intervenido en otro fallo del caso Ontiveros.

Ontiveros tiene 69 años, renunció y se jubiló como jueza de Paz Letrada 17 años después del accidente.

Fue esposa del Luis Carral, quien gobernó Luján en los ´90, época dorada de la Naranja Peronista.

Públicamente se la conoció porque los daños físicos sufridos en el accidente laboral la obligaron a tomar largas licencias, lo que recargó a sus colegas.

Te puede interesar: Fernández Sagasti llamó a Mendoza a todo el peronismo del país para "pensar las ideas del futuro"

Qué decidió la Suprema Corte de Justicia

Day, Llorente y Garay determinaron que la ART Prevención y el Gobierno de Mendoza le paguen a Ontiveros $1.580.804 más intereses acumulados durante 11 años.

Para calcular este último importe se tomará en cuenta el tiempo que pasó entre que sufrió la caída en su despacho al enredarse con un cableado y el dictado de la primera sentencia judicial, en 2012, cuando resolvió la Segunda Cámara del Trabajo.

La suma de $1.580.804 se compone de este modo: $1 millón por incapacidad física acreditada, $500 mil por daño moral, $51.783 por la compra de un vehículo especial para desplazarse, $57.901 por la compra de un ascensor que fue instalado en su casa y $50 mil por gastos médicos menos $78.880 que ya había cobrado en concepto de reparación sistémica, dispuesto por el fallo de la Segunda Cámara del Trabajo.

La Suprema Corte de Justicia de Mendoza intervino por disposición de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, adonde Ontiveros había apelado dos sentencias favorables pero no totalmente, ya que la hacían beneficiaria de mucho menos dinero.

El dinero de la indemnización y cobertura de gastos médicos y de movilidad deberá ser abonado por la ART y el Gobierno de Mendoza.

Oportunamente, las partes demandadas recibieron fallos adversos aunque favorables porque se los condenó a pagar una suma de dinero mucho menor que los $1,5 millones que Ontiveros reclamó cuando presentó la demanda, en marzo de 2012.

Perfil de Stella Maris Ontiveros

Stella Maris Ontiveros se convirtió en jueza en 1991, cuando en Mendoza los jueces eran elegidos a dedo y no rendían exámenes en el Consejo de la Magistratura, creado posteriormente. Gobernaba por entonces José Octavio Bordón, líder de la Naranja Peronista que gobernó Mendoza entre 1987 y 1999.

Que fuera la esposa del intendente Carral le allanó el camino y varios de los fallos judiciales contaron con el apoyo del peronismo.

Su ausencia por razones de salud tras el accidente en el despacho situado en el edificio de San Martín 322 hicieron que tomara largas licencias por tratamientos médicos y cirugías en Mendoza y Buenos Aires. Pese a todo, los daños en una de sus piernas fue irreversible.

Renunció en 2018 por notas dirigidas al gobernador Alfredo Cornejo y al entonces presidente de la Corte, Jorge Nanclares.

A la vez, apeló en la Corte nacional las sentencias que le reportarían una indemnización mucho menor a la pretendida.

Te puede interesar: El Azufre se prepara con un centro médico y 80 empleados para la inauguración de la temporada