En el primer día hábil para la Justicia de Mendoza se concretó la primera condena del 2022. Pese a la feria judicial, se realizó un juicio abreviado donde un exfutbolista fue sentenciado por dispararle 12 veces a su primo, en un hecho ocurrido a fines de septiembre en el departamento de Maipú.

Cerca del mediodía del lunes, la jueza Miriam Núñez dictó la primera sentencia condenatoria del año, según detallaron fuentes judiciales. Joel Alan Barrios Ledesma (23) recibió una pena de 3 años de prisión en suspenso por el delito de lesiones graves agravadas por el uso de arma de fuego. El joven, que supo ser futbolista de Gutiérrez Sport Club, quedará en libertad sujeto a ciertas normas de conducta que deberá cumplir para no volver a la cárcel.

El fallo se ventiló tras un juicio abreviado que pactó su defensa con el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello -subrogó a su colega Carlos Torres-. Es que Barrios estaba imputado por tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y arriesgaba varios años de condena. Sin embargo, se probó que no tuvo intenciones de asesinar a su primo: la propia víctima declaró en ese sentido en la causa judicial y los disparos no fueron apuntados a partes vitales del cuerpo.

Joel Alan Barrios 2.jpg
Alan Barrios se convirtió en el primer condenado en Mendoza en el 2022.

Alan Barrios se convirtió en el primer condenado en Mendoza en el 2022.

Baleado en Maipú

Cerca de las 22 del 23 de septiembre pasado, Maximiliano Cornejo caminaba por callejón Sánchez, en la localidad de Gutiérrez. En ese momento llegaron dos sujetos a bordo de un VW Gol Trend al lugar. Del asiento del acompañante se bajó su primo, Alan Barrios, y efectuó doce disparos en su contra. Tres balas impactaron en su rodilla derecha, otra en su pierna izquierda, una en su antebrazo izquierdo y el resto no impactó en su cuerpo.

Los distintos testigos de la causa relataron que en los días previos Cornejo había ido a la casa de Barrios donde se desarrollaba una fiesta. En ese evento, Cornejo tuvo un problema con la hermana del exfutbolista y cuando salió del lugar comenzó a causar destrozos, rompiendo hasta el parabrisas de un auto. Finalmente la venganza volvió en forma de doce disparos días después, aunque afortunadamente pudo salvar su vida.

Temas relacionados: