Justicia Federal

La coartada de un jefe narco acusado de traer droga desde Salta: "No compré la cocaína porque no era buena"

Nelson "Chirola" Pizarro (54) declaró en el debate oral y público que lo tiene acusado con otros 5 sospechosos de trasladar el cargamento desde el norte a Mendoza. Nunca concretó la operación por la mala calidad del estupefaciente, dijo

Quiso comprar cocaína que venía desde el norte argentino pero, dijo, se arrepintió a último momento porque era de mala calidad. Con esa coartada, Nelson Chirola Pizarro (54) busca zafar de una segunda condena por narcotráfico en Mendoza en el juicio que lo tiene acusado de integrar una banda junto a otros cinco sujetos. El hombre de 54 años declaró ante los jueces y brindó su versión de los hechos.

En la declaración que brindó el miércoles, Chirola no negó que intentó concretar la operación narco ni que era el financista y organizador. Pero sí manifestó, tal como lo había hecho durante la investigación primaria, que el delito no se consumó. El hombre detalló que a mediados de 2019 contactó a dos proveedores oriundos de Salta y acordó encontrarse en Córdoba para hacer la entrega de cerca 50 kilogramos de cocaína.

Recordó que en esa provincia el encuentro se hizo en un "barrio conflictivo" muy cerca de un cementerio. Allí se reunieron Pizarro, el fletero Edgardo Sánchez (49), el vendedor salteño Luis Wilmer Zalazar (45) y un hombre que iba a testear la droga. "El probador partió un paquete y lo probó con una cuchara. Se dio cuenta que eso no servía porque puede quedar muy seca. Cuando la droga es buena tiene que quedar mojada o húmeda", narró ante el Tribunal.

"Me dijo que no compre porque no sirve y me fui enojado. Sánchez y Zalazar se quedaron ahí y yo me retiré con el probador", planteó el sospechoso.

Nelson Pizarro.jpg

La vuelta a Mendoza la hizo en un auto Toyota negro propiedad de Alejandro González (55), a quien según el testimonio de Pizarro había engañado porque le ofreció $500 mil para viajar a Córdoba a traer una banda musical. Chirola es parte de la movida tropical y hasta ha gestionado que la Mona Jiménez toque en boliches de Mendoza.

En el viaje de regreso se encontró con Sánchez y Claudio Olivera (38) en la ruta, quienes circulaban en la VW Saveiro donde finalmente se encontraron casi 50 kilogramos de cocaína cuando fueron parados en un control en Arco Desaguadero el 7 de agosto de 2019. Según la versión de Chirola Pizarro, no sabía que los hombres habían escondido la droga en la camioneta.

En su testimonio, el narcotraficante no se refirió solamente al hecho que le endilgan sino que también habló del juez federal Walter Bento, procesado por gestionar coimas a cambio de favorecer a presos. Pizarro aseguró que entre agosto y diciembre de 2019 recibió visitas del abogado Martín Ríos -uno de los arrepentidos en el caso de los sobornos- quien le ofreció su libertad a cambio de 200 mil dólares. "Me dijo que Walter Bento iba a arreglar la situación", declaró.

Según su versión, en ese momento su abogado estaba de viaje por lo que consultó con otro letrado quien le advirtió que tuviera cuidado porque podía ser una estafa. "No dije antes esto porque no tenía seguridad de lo que me podía llegar a pasar", concluyó el hombre, que actualmente es representado legalmente por Sergio Carreño.

Pizarro.jpg

Narcotráfico en Mendoza

El 7 de agosto de 2019, Pizarro fue atrapado junto a otras cinco personas ingresando a Mendoza desde Arco Desagüadero con 47,7 kilogramos de cocaína. El valor del cargamento en ese momento era de $16 millones, monto que se puede triplicar si la droga se corta. Los pesquisas determinaron que el 26 de junio anterior, poco después de recuperar su libertad tras cumplir otra condena de 6 años de prisión por narcotráfico, Pizarro pactó la compra de la droga con dos sujetos radicados en Salta.

En el medio hubo discusiones por el precio y por la cantidad de estupefacientes, pero finalmente llegaron a un acuerdo ya que los proveedores salteños hicieron una rebaja en el dinero si los compradores se dirigían hasta Córdoba para recibir la cocaína. Así fue que, según la acusación, emprendieron viaje Pizarro junto a Claudio Olivera, Edgardo Sánchez y Alejandro González. El encuentro era con Luis Wilmer Zalazar y Ernesto Guerrero.