Una por una, la Fiscalía de Homicidios enumeró las pruebas por las que consideró que Rodrigo Zúñiga (23) es el culpable del asesinato de Felipe Carrizo (23). El juicio por jurado que busca esclarecer el crimen en Guaymallén ingresó en la recta final.

En su alegato final, el fiscal Fernando Guzzo jugó cartas fuertes: el video de las cámaras de seguridad que grafican la mecánica del ataque, la declaración del amigo que caminaba con Felipe Carrizo que señala al Mojo Zúñiga como autor y el testimonio del conductor de la moto que, justamente, señaló que el acusado era su acompañante.

Te puede interesar...

Respecto al sobreseimiento del conductor de este vehículo, el magistrado confesó que "no puedo probar que él sabía que Rodrigo Zúñiga iba a matar. En el video se ve que ni siquiera frena y que después del disparo hace una maniobra porque se sorprende".

Guzzo también se refirió al agravante de la alevosía, requisito fundamental para lograr una condena a prisión perpetua en el juicio por jurado. La Ley explica que es cuando un asesinato se comete "sobre seguro, sin riesgo o a traición". El jefe de Homicidios argumentó que "es verdad que Felipe Carrizo intentó correr y agacharse, pero ¿qué defensa tuvo a plena luz del día, en una calle transitada, tomado de sorpresa por la espalda? ¿Acaso tenía que correr más rápido que los perdigones? Esto fue una ejecución".

ALEGATOS DE CLAUSURA - JUCIO POR JURADO POR EL HOMICIDIO DE FELIPE EMILIANO CARRIZO

La querellante oficial Claudia Vélez, representante de la familia de la víctima, también se mostró convencida de que Rodrigo Zuñiga fue el autor del crimen. "Se veían y se miraban mal. Se decían algo. Habían tenido algún altercado pero nunca de gravedad", agregó en su alegato.

En la otra esquina, el abogado defensor de Rodrigo Zúñiga, Pablo Rotondi, clamó por la inocencia de su defendido o, en subsidio, que sea condenado pero sin el agravante de alevosía -en ese caso la pena bajaría de 10 a 33 años de cárcel-. El letrado indicó que en el video no se puede observar el rostro de los ocupantes de la moto, entre otros argumentos.

En estos momentos, el jurado popular pasó a deliberar para llegar a un veredicto. En caso de que sea de culpabilidad, la jueza María Belén Renna condenará a prisión perpetua a Rodrigo Zúñiga y será el fin del primer juicio por jurado en lo que va del año en el Gran Mendoza.

Crimen en Guaymallén

El 5 de febrero pasado, Felipe Carrizo se encontraba caminando por calles Delgado y Sarmiento, en el interior del barrio Belgrano, a un kilómetro de la casa donde vivía. En ese momento, pasó por el lugar Rodrigo Zúñiga, un joven con quien tenía problemas. Carrizo le gritó "Mojo, olor a pata". Segundos después, según la acusación fiscal, el sospechoso volvió a pasar por el lugar y le efectuó un disparo por la espalda con un arma tumbera. Carrizo murió a los pocos minutos tras recibir 7 heridas de perdigones.