El Jury de Enjuiciamiento desestimó y mandó al archivo este jueves la denuncia contra un juez y seis fiscales que se refirieron a la monja Kumiko Kosaka, una de las juzgadas en el caso Próvolo II, en un grupo de Whatsapp.

La presentación, que data de agosto último, fue presentada por los abogados Carlos Varela Álvarez, Enoc Ortiz y Valeria Corbacho en representación de la religiosa japonesa, de quien el juez Horacio Cadile había escrito que era "amante" cuando estaba a punto de comenzar el debate.

imagen.png
La monja Kumiko Kosaka, ahora juzgada por abusos sexuales a chicos sordomudos del Instituto Próvolo.

La monja Kumiko Kosaka, ahora juzgada por abusos sexuales a chicos sordomudos del Instituto Próvolo.

Además, el cuerpo integrado por 21 personas, entre ministros de la Suprema Corte, diputados y senadores provinciales, consideró oportuno que la Suprema Corte de Justicia y el Ministerio Público Fiscal avancen con los sumarios administrativos ya iniciados a los involucrados.

Ellos son el juez penal colegiado Cadile y los fiscales Tomás Guevara, Fernando Giunta, Mauro Perassi, Gonzalo Marzal, Juan Ticheli y Facundo Garnica.

Tanto desde la Corte como desde el MPF analizan la posibilidad de aplicar un llamado de atención a los 7 magistrados, como una forma de sanción intermedia que pasará a figurar en sus legajos laborales.

Este jueves, el Jury de Enjuiciamiento analizó los argumentos de la denuncia y los consideró insuficientes para dar por iniciado el trámite de juicio de destitución.

La audiencia se desarrolló en el Salón de Actos de la Suprema Corte y participaron los integrantes titulares a excepción del supremo Omar Palermo, quien está en Alemania en tren de capacitación.

El caso

Los abogados de Kumiko Kosaka para denunciar que Cadile había dicho a seis fiscales con los que integra un grupo de Whatsapp que él y la religiosa eran "amantes".

Y para sustentar la acusación aportaron impresiones de las capturas de pantalla de la conversación virtual entre Cadile y sus colegas de la magistratura.

Hasta entonces, Cadile había conducido sin fisuras las audiencias preliminares del juicio Próvolo 2 por abusos sexuales a chicos y chicas sordomudos de esa institución educativa y se aprestaba a dar por iniciado el debate como presidente del tribunal.

Pero tras la denuncia fue sumariado por la Corte y no tuvo más opción que apartarse del proceso en ciernes.

De inmediato, fue reemplazado por la jueza Gabriela Urciuolo al frente del debate que comenzaría semanas después y aun está en desarrollo en los tribunales provinciales.

Temas relacionados: