Diario Uno > Judiciales > Coima

Dos años de pena para policía por pedir coima en un control

La Corte provincial confirmó la condena contra el efectivo que le pidió $500 de coima a un hombre que circulaba sin las luces del vehículo encendidas

A casi seis años de un hecho que ocurre normalmente en las calles de Mendoza, se puso el punto final al caso de un policía que fue acusado de pedir coima tras un control vial. En los últimos días, se confirmó la condena contra el uniformado.

El 9 de abril de 2015, efectivos de la Policía Vial Norte realizaban un control rutinario en Acceso Este y Arturo González, en Guaymallén. Por allí circulaba un hombre en su auto con las luces bajas apagadas, por lo que estaba cometiendo una infracción.

Embed

Al ser detenido por una de las policías del operativo, el hombre le pidió compasión ya que el día anterior había sido multado por utilizar el teléfono celular mientas manejaba. La uniformada le dijo que iba a consultarlo con el jefe del procedimiento, el sargento Cristian Lucero.

Según declaró el conductor en la causa judicial, Lucero le dijo: "la oficial quiere hacerte la multa así que, ¿qué tenés para ofrecernos?". El hombre les dijo que no llevaba dinero, pero que se dedicaba a la confección de planos por lo que podía ofrecerles ese servicio.

El sargento le pidió su número de teléfono y lo dejó marchar. A los dos días lo llamó: "Estoy donde te paramos la otra vez. Traeme $500 y se termina todo acá". El hombre hizo al denuncia y se inició la causa judicial bajo el delito de exacciones ilegales, es decir, pedir coima.

Cristian Lucero fue condenado a 2 años de prisión en suspenso -no quedó alojado en la cárcel- y un año y medio de inhabilitación para ser funcionario público. La defensa intentó revertir el fallo ante la Suprema Corte de Justicia argumentando que lo única prueba de la coima es la declaración del denunciante, quien a su vez era un infractor.

Sin embargo, el máximo Tribunal de Justicia confirmó la sentencia teniendo en cuenta otras evidencias, como la planilla policial que constató que los dos días Lucero estuvo en el control vial en ese lugar y el informe que confirmó la llamada telefónica que hizo el sargento.

Seguir leyendo