Poco más de 7 meses demoró la Justicia en resolver el asesinato de Daniel Adriana Navarro (30). Margarita Lorena Pereyra (43), que estaba detenida desde el momento de hecho prácticamente, fue sentenciada a 8 años de prisión por el crimen en Las Heras ocurrido en noviembre pasado.

Las pruebas contra Pereyra eran contundentes. Entre ellas, el marido de la víctima fatal fue quien presenció el inesperado ataque y hasta sufrió heridas en sus manos al intentar defenderse. En su relato fue claro al apuntar contra la sospechosa y detallar que la mujer realizó la agresión sin motivos. De hecho, en un primer momento surgió la duda de si Lorena Pereyra era imputable pero las pericias confirmaron que entendía todo lo que hacía.

La defensora oficial de la imputada, María Marta Garriga, llegó a un acuerdo con la fiscal de Homicidios Andrea Lazo y resolvieron la situación en un juicio abreviado. Lorena Pereyra admitió haber cometido el hecho, evitaron pasar por un debate convencional y recibió una pena de 8 años de prisión por homicidio simple.

De esta forma se le pone punto final a la investigación ya que el fallo dictado por la jueza María Julieta Espínola quedó firme al resolverse en un proceso abreviado.

Daniel Adrian Navarro.jpeg
Daniela Adriana Navarro fue asesinada de un puntazo.

Daniela Adriana Navarro fue asesinada de un puntazo.

Crimen en Las Heras

El hecho de sangre ocurrió en el asentamiento Güemes, más precisamente en la esquina entre calles Güemes y Pellegrini. En horas de la madrugada del lunes 16 de noviembre pasado, Adriana Navarro se encontraba con su esposo y otra mujer consumiendo bebidas alcohólicas. Por motivos que se están investigando, comenzó una discusión entre las dos féminas que rápidamente se convirtió en una pelea.

La de mayor edad tomó un arma blanca y le propinó un certero puntazo en el cuello a Adriana Navarro, quien quedó tendida en el lugar. Mientras la agresora escapaba, la víctima fue trasladada al Hospital Carrillo donde murió una hora después, cerca de las 4.30.

En tanto que la presunta agresora se entregó a la Policía minutos después del hecho de sangre y quedó a disposición de la Unidad Fiscal de Homicidios.

Seguir leyendo