El Jury de Enjuiciamiento define la situación laboral de un juez y seis fiscales denunciados por la monja Kumiko Kosaka, una de las imputadas en el juicio Próvolo 2, por comentarios hacia su persona en un grupo de chat antes del comienzo del debate. Se trata de Horacio Cadile, Tomás Guevara, Fernando Giunta, Facundo Garnica, Gabriel Ticheli, Mauro Perassi y Gonzalo Marzal.

kumiko-esta-pasos-ir-juiciojpg.jpg
Kumiko Kosaka, con prisión domiciliaria, declarará este jueves en el segundo juicio del Caso Próvolo.

Kumiko Kosaka, con prisión domiciliaria, declarará este jueves en el segundo juicio del Caso Próvolo.

El organismo encargado de investigar denuncias y analizar la conducta de los magistrados mendocinos fue convocado para el jueves 18, a las 9, en la sala mayor de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, en el cuarto piso de los tribunales provinciales.

Así, los siete ministros de la Corte e igual cantidad de diputados y senadores provinciales analizarán los resultados de dos investigaciones internas propiciadas desde mayo, cuando estalló el caso, y las recomendaciones de qué debe hacerse.

Ambos sumarios están hechos en base a la situación de Cadile: el primero, a cargo de la presidencia del máximo tribunal; el otro, a cargo de la Procuración General.

La jefatura de los fiscales también investiga la responsabilidad de los demás involucrados.

Esos informes dan cuenta de la denuncia de la religiosa Kosaka porque en un grupo de chat se refirieron a ella. Cadile, de hecho, escribió que él y la religiosa eran "amantes".

Posible escenario

Todo indica que los magistrados investigados recibirán un llamado de atención con aval del Jury de Enjuiciamiento.

El llamado de atención es una de las formas de sanción intermedia que la ley 4.970 habilitó a partir de una reforma reciente.

Hasta entonces, la suerte de los magistrados corría entre dos extremos: la desestimación de las denuncias y el juicio de destitución.