Diario Uno Judiciales Florencia Romano
Violencia de género

Condenaron a la policía que pudo haber evitado el femicidio en Maipú de Florencia Romano

La oficial Verónica Soledad Herrera fue condenada a 3 años de prisión en suspenso y inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos

Este viernes se puso punto final a todas las aristas penales que se abrieron por el femicidio en Maipú de Florencia Romano. La policía del 911 que a fines de 2020 desatendió la llamada que podría haber salvado la vida de la menor de 14 años decidió admitir su responsabilidad penal y fue condenada. Quedó en libertad pero no podrá volver a ocupar un cargo público.

Verónica Soledad Herrera pasó por un juicio abreviado donde asumió haber cometido los delitos y recibió 3 años de prisión en suspenso -deberá cumplir ciertas reglas para no ir al penal- además de la inhabilitación perpetua para volver a cumplir un cargo en el Estado. La calificación fue de abandono de persona e incumplimiento de los deberes de funcionario público en contexto de violencia de género institucional, según detallaron fuentes judiciales.

Florencia Romano.jpg
Florencia Romano podría haber sido salvada por el 911.

Florencia Romano podría haber sido salvada por el 911.

El acuerdo fue cerrado por la jefa de la Fiscalía de Delitos No Especializados -Laura Rouselle- la defensa de la policía y el acuerdo de los abogados de la familia de Florencia Romano -Cristian Vaira Leyton y Agustín Magdalena-. En el pacto la fiscal solicitó también solicitó medidas de satisfacción y en buscar de evitar que vuelva a ocurrir lo mismo.

llamado al 911.mp3

En tanto que a nivel administrativo, Herrera ya se encontraba cesanteada de la Policía y tras el fallo penal será exonerada definitivamente, según trascendió.

De esta forma, en el ámbito penal se cierran todos los puntos que destapó el femicidio en Maipú de Florencia Romano. Se trataron de dos causas que se resolvieron en juicios abreviados: la actual condena a la operadora del 911 y la prisión perpetua que recibió Pablo Arancibia, el autor del crimen.

arancibia.jpg
El autor del femicidio en Maipú.

El autor del femicidio en Maipú.

Femicidio en Maipú

El 12 de diciembre de pasado, Florencia Romano se dirigió a la casa de Pablo Arancibia ubicada en callejón Berra. Se habían conocido días atrás por redes sociales. La adolescente de 14 años nunca más volvió a ser vista. El hombre golpeó y ahorcó a la menor de edad en el interior del domicilio. Luego degolló e intentó quemar el cadáver en el patio de la vivienda. Le pidió ayuda al primo de su novia para transportar los restos "de un perro" y con esta coartada descartó el cuerpo de Florencia a pocos kilómetros. El paradero de la joven fue un misterio y movilizó a toda la provincia. A la semana, el escenario era trágico: Pablo Arancibia era detenido junto a su novia -la mujer terminó sobreseída en la causa- y días después se encontró el cuerpo de Florencia Romano.

En paralelo se inició una investigación contra el Centro Estratégico de Operaciones (CEO) ya que un vecino había llamado al 911 tras escuchar los gritos de Florencia Romano. La policía Herrera atendió pero como la llamada se entrecortaba se enojó y colgó. No le dio curso a la acción policial. En el momento del crimen, había tres patrulleros a una cuadra del lugar del hecho y hasta hay una comisaría ubicada a 4 minutos a pie.

berra-comisaria (1).jpg
Itinerario desde la Comisaría 29° hasta el lugar del crimen, apenas dos cuadras y media, que le podrían haber tomado menos de cinco minutos de caminata a algún uniformado para presentarse en el callejón Berra a investigar lo denunciado al 911 por un vecino de Arancibia.

Itinerario desde la Comisaría 29° hasta el lugar del crimen, apenas dos cuadras y media, que le podrían haber tomado menos de cinco minutos de caminata a algún uniformado para presentarse en el callejón Berra a investigar lo denunciado al 911 por un vecino de Arancibia.