Jorge Elías Ramón (69), más conocido como el abusador serial del barrio Unimev, sumó varios años de prisión a la condena que ya purgaba por violar a menores de edad en la casa donde su esposa daba clases particulares.

En la tarde de este viernes finalizó el segundo juicio en su contra que esclareció la violación a una menor de 10 años -era la cuarta denuncia que existía-. La jueza Gabriela Urciuolo condenó a Ramón por este hecho a 12 años de cárcel, que se unificaron en 25 años teniendo en cuenta otra sentencia a 18 años que ya tenía en su contra.

El fiscal de Delitos Sexuales Darío Nora, que fue quien investigó todos los aberrantes hechos, había solicitado esa misma cantidad de años de cárcel en su alegato bajo la calificación de abuso sexual con acceso carnal agravado por la guarda.

En contraparte, la defensa oficial de Jorge Elías Ramón había reclamado la absolución de Jorge Elías Ramón al considerarlo inocente del hecho. Como segunda opción, planteó que reciba la pena mínima que se contempla por ese delito -8 años de cárcel-.

Abusador serial

Jorge Elías Ramón fue acusado a mediados de marzo de 2016, porque los padres de unas mellizas de 9 años descubrieron que sus hijas habían sufrido abusos cuando tomaban clases particulares en la casa del hombre, en el barrio Unimev. Tras esta presentación judicial, dos semanas después se sumó una tercera víctima, de 10 años, quien también acudía a clases en ese lugar.

En la causa por el abuso sexual consta que en realidad la docente era la esposa de Ramón, pero este último solía ayudarla a dar clases debido a la cantidad de niños y jóvenes que asistían al domicilio.

Recibió 18 años de cárcel por los tres primeros hechos y la sentencia fue confirmada por la Suprema Corte de Justicia.

Seguir leyendo