Ocurrió en Guaymallén

Comenzó el juicio contra dos policías acusados de torturar a una colega que asesinó a otra uniformada

Dos efectivos serán juzgados por la supuesta golpiza y amenazas que sufrió la policía Claudia Marina Pérez (32) cuando fue detenida por el crimen en Guaymallén de su colega Nidia Angulo (30)

Una comisaría en Guaymallén. Dentro de ella, una policía asesinó a otra colega mientras dormía en la guardia. Cuando fue detenida por el crimen, creen que otros dos uniformados la torturaron. Ahora, este último hecho ocurrido hace dos años será ventilado en un juicio oral y público que comenzó este jueves.

A mediados de febrero del año pasado, Claudia Marina Pérez (32) fue capturada como la única sospechosa de asesinar a Nidia Angulo, una efectivo de 30 años que fue baleada en la cabeza mientras dormía en una dependencia ubicada en Guaymallén -ver más abajo-.

Los auxiliares María Elena Farfán (40) y Alejandro Damián Agosti (41) estuvieron a cargo de su traslado de la Comisaría 45 ubicada en Dorrego hasta la Comisaría 9 ubicada en Villa Nueva, cuando fue imputada un día después del hecho de sangre. Pero en ese contexto fue que la amenazaron y la golpearon, según sostiene la investigación.

Nidia Angulo.jpg
La policía Nidia Angulo  fue asesinada en una comisaría.

La policía Nidia Angulo fue asesinada en una comisaría.

El fiscal de Homicidios y Violencia Institucional Gustavo Pirrello buscará probar que en ese lapso de tiempo los efectivos agredieron a Marina Pérez -cachetazos en la cabeza y en la nuca-, la esposaron en forma de cruz en los calabozos y le lanzaron frases amenazantes como "partirle la cabeza" con un casco, "lo mejor que podés hacer es estar muerta" y "si la veo fumando le voy a hacer tragar el pucho encendido". De hecho, así lo ratificó en su declaración la denunciante este mismo jueves, en el arranque del juicio.

► TE PUEDE INTERESAR: La última amenaza por Whatsapp de la policía acusada de matar a su compañera por celos

En el debate oral y público, Farfán y Agosti se sentaron en el banquillo de acusados. La primera de ellas está imputada por vejaciones agravadas y lesiones leves agravadas, por lo que arriesga una pena de 2 a 8 años de prisión. Mientras que Agosti está formalizado sólo por vejaciones y la potencial condena en su contra es de 1 a 5 años.

Fuentes judiciales adelantaron que el debate oral y público se extenderá durante al menos tres días, por lo que probablemente finalizará la próxima semana.

Claudia Marina Pérez 3.jpg

Policía asesinada

Nidia Angulo fue encontrada sin vida en la mañana del 18 de febrero de 2022 en la subcomisaría El Sauce. La uniformada se había dormido mientras hacía una guardia en soledad, ya que sus dos colegas habían salido a realizar un patrullaje. Tenía un disparo en la sien derecha, lo que motivó que se descartara rápidamente la teoría del suicidio ya que la víctima era zurda. Además, en el lugar faltaba su pistola 9 milímetros y su teléfono celular.

► TE PUEDE INTERESAR: Prisión perpetua para la policía que mató a una colega en una subcomisaría de Guaymallén

La necropsia del Cuerpo Médico Forense (CMF) determinó que el disparo que tenía la víctima no presentaba signos de resistencia, por lo que primó la hipótesis de que la policía fue ultimada mientras dormía. Debido a esto, Pérez fue imputada por homicidio agravado por alevosía y por el uso de arma de fuego.

Angulo había comenzado una relación con un policía que hasta fines de 2021 era la pareja de Marina Pérez. Este fue el móvil del asesinato, según probó la Unidad Fiscal de Homicidios. En agosto de 2022, la sospechosa pasó por un juicio abreviado donde admitió haber cometido el hecho de sangre y fue condenada a prisión perpetua.