Pequeños detalles terminaron de hacer todo el acuerdo que había entre las partes para resolver la situación de policía imputado en el caso Franchetti. El hecho, donde terminó muerto un presunto ladrón, iba a terminar con el efectivo en libertad pero una jueza canceló todo a último momento.

Te puede interesar...

El efectivo policial que baleó al empresario Luciano Franchetti y a Juan Matías Ponce (37) –quien murió en el lugar- había llegado a un pacto. Se esperaba que este jueves recibiera una condena a 3 años de prisión en suspenso por homicidio culposo –matar sin intención- y lesiones graves agravadas por su condición policial.

En la audiencia que se realizó en la mañana, los abogados de ambas víctimas, del policía y la fiscal del caso, Andrea Lazo, manifestaron a la jueza que realizarían un juicio abreviado. La investigadora tomó la palabra narrando los hechos y aseguró que Ponce había ido a robar, portaba un arma y forcejeó con el efectivo.

Cuando comenzó a hablar el abogado de Juan Matías Ponce, manifestó que si bien estaba de acuerdo con la condena a 3 años no coincidía en la reconstrucción del suceso ya que consideraron que no estaba probado que Ponce quiso cometer un asalto y mucho menos que tenía un arma de fuego.

Ante esta situación, la jueza María Cristina Pietrasanta negó la posibilidad de dictar sentencia en ese momento y consideró que, debido a la complejidad del caso, el crimen en Godoy Cruz se debía ventilar en un juicio convencional, según comentaron fuentes judiciales.

De todas formas, tanto la fiscal como la abogada del policía apelaron la decisión y ahora será otro juez quien finalmente dictamine si el acuerdo de pena por el caso Franchetti puede traducirse en sentencia o no.

Juan Matias Ponce.jpg
C

C

El hecho

El 2 de junio de 2019, minutos antes de las 21, Luciano Franchetti llegó en su camioneta a la estación de servicio YPF ubicada en la lateral oeste del Acceso Sur y Rawson. Cuando estaba dentro del minimarket, un empleado del lugar avisó sobre un asalto al policía que cumplía servicios extraordinarios en el lugar. Franchetti y el supuesto asaltante, Ponce, quedaron gravemente heridos de bala. El primero de ellos con heridas en el tórax y en su brazo derecho, aunque logró sobrevivir. En tanto que el ladrón murió a los pocos minutos por una bala que le atravesó su costilla y le perforó una arteria y el pulmón.