Diario Uno > Médicos

El día a día de los médicos y enfermeros en medio del aumento de los casos de Covid-19

Los médicos y enfermeros no dan abasto para contener la demanda. Dos trabajadores de la Salud cuentan cómo es la realidad en las áreas restringidas de los hospitales.

Malestar emocional y físico, estrés no sólo por la duplicación del trabajo, sino por la exigencia de la rapidez de respuesta y el miedo de llevar el Covid-19 a sus propias casas. Así están trabajando el personal de Salud de los hospitales de Mendoza. Muchos equipos de médicos y enfermeros realizan turnos sucesivos en periodos que van desde los 5 a 15 días, sin tomarse ningún franco para que otro equipo pueda hacer cuarentena y estar a disponibilidad si hay alguna baja en el personal.

Algunos hasta han decidido no volver a su casa para evitar poner a su familia en peligro mientras dure el pico de la pandemia. Es decir, el esfuerzo es demasiado grande.

Te puede interesar...

Diario UNO dialogó con Roberto Rodas, médico del servicio de medicina interna y con Yamila Funes, encargada del servicio de guardia respiratoria. Ambos contaron cómo están viviendo, tanto ellos como sus compañeros de trabajo, esta etapa crítica para el sistema sanitario.

Más exigencia por Covid-19

Rodas explicó que, si bien los médicos y enfermeros que vienen capacitándose hace más de cinco meses esperaban que esta situación podía ocurrir, sobre todo por lo que se veía en otros países, el esfuerzo que están haciendo es muy grande.

"Con la misma cantidad de personal, el equipo de medicina interna del Hospital, compuesto por 14 profesionales, se adaptó a dos servicios totalmente separados, puesto que se aisló el 5° piso exclusivamente para Covid-19 y el 1° y 3° para pacientes con otras patologías".

El médico explicó que en un principio, la cantidad de médicos del servicio de Medicina Interna era suficiente para llevar adelante el sistema. Sin embargo y previendo que el número de pacientes con Covid-19 podía ir en aumento, se sumó a médicos de servicios afines, como inmunología y hematología y también se capacitó a profesionales de otros servicios como urología, ginecología y oftalmología para nombrar sólo algunos. Estos últimos recibieron un entrenamiento y son, en este momento, fundamentales para mantener equilibrada la atención tanto de los pacientes con Covid-19, como al resto de las personas internadas.

De todas maneras, y a pesar de la preparación, Rodas explicó que la realidad actual de los médicos es de una exigencia extrema. Muchos de los que permanecen en su casa como equipo de resguardo, un periodo que antes del pico de casos venía sucediendo cada 15 días, ahora saben que pueden ser llamados en cualquier momento.

"Hace unos días tuvimos que llamar a dos médicas que se encontraban a disponibilidad, para que ingresaran al hospital a las 12 de la noche porque había que internar pacientes y la cantidad de médicos que estábamos trabajando no éramos suficientes" "Hace unos días tuvimos que llamar a dos médicas que se encontraban a disponibilidad, para que ingresaran al hospital a las 12 de la noche porque había que internar pacientes y la cantidad de médicos que estábamos trabajando no éramos suficientes"

Médicos al límite

Consultado acerca de que si lo que está ocurriendo en el sistema sanitario se asemeja a alguna situación vivida con anterioridad, el profesional subrayó que la pandemia de Covid-19 ha llevado al sistema sanitario a su máxima exigencia.

"Yo estuve durante la Gripe A, y nunca llegamos a esta situación. La gente tiene que tomar conciencia de esto: con todos los cuidados y restricciones que se están teniendo, igualmente los hospitales están sumamente exigidos". "Yo estuve durante la Gripe A, y nunca llegamos a esta situación. La gente tiene que tomar conciencia de esto: con todos los cuidados y restricciones que se están teniendo, igualmente los hospitales están sumamente exigidos".

Por último, Rodas quiso destacar el gran compromiso que ha demostrado y sigue demostrando el personal de la salud.

"El servicio a la comunidad se está sosteniendo por el compromiso de trabajo que tienen los trabajadores de la salud, esto pasa en la guardia, en Terapia Intensiva, no nos sobra nada. Dejamos todo lo que tenemos que dejar para la atención de los pacientes". "El servicio a la comunidad se está sosteniendo por el compromiso de trabajo que tienen los trabajadores de la salud, esto pasa en la guardia, en Terapia Intensiva, no nos sobra nada. Dejamos todo lo que tenemos que dejar para la atención de los pacientes".

El compromiso de los enfermeros

Yamila Funes es jefa del servicio de enfermería de guardia respiratoria en el Hospital Central. Su experiencia es fuerte, ya que ella vivió en carne propia la necesidad de que el sistema sanitario tenga capacidad de respuesta: tuvo una neumonía por Covid-19 y su familia también se contagió.

Ahora, ya superada la enfermedad, está nuevamente trabajando y explica en intenso trabajo que realizan los enfermeros que están a su cargo.

"Quiero destacar y agradecer el trabajo diario de los enfermeros y camilleros. Están comprometidos las 24 horas con la labor que realizan". "Quiero destacar y agradecer el trabajo diario de los enfermeros y camilleros. Están comprometidos las 24 horas con la labor que realizan".

El tema de que los pacientes con Covid-19 no puedan tener un acompañante en sala, es una de las realidades que más han complicado el trabajo de los enfermeros y una de las que más requiere organización y planificación.

"Tenemos un protocolo para ingresar a sala a atender a los pacientes con Covid-19, y lo cumplimos estrictamente. Así hemos logrado que en nuestro servicio no se produzcan brotes de contagios". "Tenemos un protocolo para ingresar a sala a atender a los pacientes con Covid-19, y lo cumplimos estrictamente. Así hemos logrado que en nuestro servicio no se produzcan brotes de contagios".