Diario Uno > Judiciales > Norma Carleti

Caso Carleti: pruebas y testigos complicaron a los imputados

Un periodista y una psicóloga complicaron a Leonardo Hisa y a los Guerrero. También declaró una ex novia del ex marido de Norma Carleti

Otra audiencia de declaraciones testimoniales y de presentación de pruebas ante el jurado popular tuvo lugar este jueves en el juicio que preside el Juez David Mangiafico para determinar responsabilidades penales por el crimen de Norma Carleti ocurrido en marzo de 2018. El jurado deberá emitir un veredicto respecto a los imputados Leonardo Hisa (esposo de la víctima), Juan Carlos Guerrero, Kevin Guerrero y Alexis Guerrero.

El debate que se desarrolla a instancias del juez técnico David Mangiafico. En esta jornada declararon profesionales de la comunicación que entrevistaron a imputados con fines periodísticos y testigos que conocían a Leonardo Hisa, quien era esposo de la víctima. También declaró en calidad de testigo la psicóloga que atendía a Norma Carleti y una mujer que habría mantenido una relación sentimental con Hisa. Además, se dieron a conocer los primeros llamados al 911.

Los acusados afrontan esta etapa de la causa encuadrados penalmente bajo la figura de homicidio calificado por el vínculo y homicidio calificado por ser cometido por precio o promesa remuneratoria; el primero como instigador, el segundo como partícipe primario y los dos últimos en calidad de coautores. El debate se desarrolla en el Auditorio Municipal Jorge Raúl Silvano bajo estrictos protocolos sanitarios dado el contexto de pandemia por Covid-19.

Un periodista y abogado del portal MDZ en derecho al que Juan Carlos Guerrero concedió una entrevista compareció ante el jurado y reconoció un material grabado en crudo que formó parte del artículo periodístico. En él, el mayor de los Guerrero dice: “Sé que el crimen se estuvo planeado. Lo descubrí a través de mi ex patrón y digo ex patrón porque después de que me mandó a limpiar el mausoleo, el 5 de marzo (2018) nunca más tuve contacto con él. Sé que entre Leonardo Hisa y dos primos planearon la muerte de Norma”, comienza diciendo.

El video que dura unos 14 minutos y que motivó artículos en el portal mencionado, incluye la explicación del propio Guerrero sobre cómo se enteró del “plan”. “Estaba trabajando en la casa de Leonardo Hisa y escuché. Desde ese momento me afectaron al hecho y comenzaron las amenazas. Me dijeron que mi silencio iba a ser gratificado y me dijeron que si hablaba iban a ir por mis dos hijas menores. Se planeó 3 meses antes del hecho".

La versión que Guerrero brinda en el material que le fue exhibido al jurado alude a la fecha frustrada que otros testigos y pruebas ya han abonado: el crimen estaba “previsto” para el 24 de febrero, día en que uno de los hijos de Hisa se casaba. “De esa forma no quedarían dudas de que todos estábamos en el casamiento, pero se encontraron con la sorpresa de que Norma Carleti había viajado”, explica Guerrero y sigue: “Él la quería envenenar con un veneno muy poderoso. Un primo de él le dijo que no hacía falta envenenar, que había que contratar dos sicarios. Se contactaron en la Feria de Guaymallén y se pagó mucho dinero. Nunca pensé que iban a llegar al hecho. Mis hijos y yo quedamos imputados por falta de investigación de la justicia. Hay mucho poder político, mucha plata en juego que necesita que personas que estén acá (en la cárcel) y esos somos yo y mis hijos. Los verdaderos culpables están afuera. Sabemos que somos inocentes y nos tienen como perejiles. El ADN de mi hijo fue plantado”, sostiene en el archivo.

Ante las preguntas del periodista Juan Carlos Guerrero explica los contactos telefónicos que mantuvo con Hisa el día del crimen. “Mis nietos empezaban las clases. Yo lo llamé cerca de las 5 de la tarde para avisarle que no iba a ir a trabajar porque los iba a llevar yo a la escuela. La llamada duró unos segundos, porque él estaba cerca y me vino a ver”, señala en el video.

De acuerdo a su propio testimonio en esta prueba, Guerrero explica qué también oficiaba de chofer de Leonardo Hisa y que, por esa razón, sabía de los pagos “grandes” que se realizaron para contratar sicarios, a través de un primo y luego asegura: “Las dos partes me ofrecieron plata para que hable: la querella y la defensa”.

El documento también contiene una explicación –siempre de acuerdo con las palabras del propio Juan Carlos Guerrero- de los motivos que habría tenido Hisa para planear el crimen. “Se decía que con el divorcio iba a perder mucho patrimonio económico, por eso planearon todo Leonardo, uno de sus hijos y su contador. Y los tres estuvieron en el casamiento de otro hijo de Leonardo, la noche en que se iba a cometer el hecho pero no se pudo porque Norma viajó a Buenos Aires. El hecho se produce el 4 de marzo a la noche, porque el 5 Norma presentaba los papeles del divorcio. No vi a los sicarios, pero sé que eran dos”, señala.

La psicóloga que atendía a Carleti

Una profesional de la salud mental dijo ante el jurado que trataba a Norma Carleti desde febrero de 2017. “Su motivo de consulta era la angustia y la tristeza del proceso de separación, que era muy conflictivo para ella. Al principio iba una vez por semana y a medida que fue avanzando el tratamiento, iba una vez cada 15 días”, detalló.

Esta testigo dijo que Carleti le contó toda su historia matrimonial. “Me decía que Hisa era celoso, autoritario y malhumorado. Me contó que había intentado separarse varias veces y que él no lo aceptaba, la amenazaba con suicidarse. Llegaron a hacer terapia de pareja y, según ella, después de eso la relación había mejorado, pero recaían en los conflictos. Vivían en residencias separadas, pero ella decía que la relación seguía siendo bastante cordial, pero en el último tiempo ella había descubierto que él la había estafado económica y emocionalmente. Norma descubrió que su esposo le hizo firmar papeles cediéndole acciones de una empresa que tenían en común”, relató la profesional al jurado.

De acuerdo al testimonio de la psicóloga que se apoyó en las notas profesionales que tomó durante el tratamiento, “para evitar conflictos, ella aceptaba los cuestionamientos que él le hacía respecto a su vestimenta y con quién se juntaba. Decía que Hisa era un hombre celoso que podía tener celos de sus amistades y hasta de sus familiares".

En cuanto al diagnóstico que la especialista llegó a formular durante el tratamiento, se supo que “presentaba sintomatología depresiva. Se advertía una afectación del ánimo que implicaba tristeza, falta de motivación, crisis de angustia y llanto y alteraciones del sueño”, señaló.

Respecto a los últimos encuentros que sostuvo con quien era su paciente dijo: “En la última sesión que tuvimos me dijo que iba a reunirse con los abogados. Incluso una de las sesiones la suspendió porque tenía prevista una entrevista para consultar algo relacionado con el divorcio”. La testigo dijo que la última sesión que mantuvo con Norma Carleti fue el 6 de febrero de 2018.

La defensa de Leonardo Hisa se interesó en la posibilidad de que Carleti se fuera de Tunuyán, pero la psicóloga dijo no recordar que su paciente le haya comentado algo al respecto. En ese sentido, la parte presentó un audio en donde se escucha decir a la empresaria: “Es desagradable, injusto. No sé si estoy equivocada, este pueblo me causa más repugnancia”.

Qué dijo la mujer que era novia de Hisa

Una testigo precisó conocer a Hisa desde el 20 de julio de 2017, momento desde el que empezaron “a salir”, hasta febrero de 2018. “Estaba separado de la señora Norma Carleti, desde hacía unos tres años por lo que habíamos charlado” y contó por qué dejaron de verse diciendo que “para el Festival de la Tonada tuvimos una discusión, dejamos de frecuentarnos, pero nos mensajeábamos y nos veíamos ya poco. La última vez que nos vimos fue en el casamiento de su hijo, el 24 de febrero de 2018. Leonardo Hisa conocía a mis hijos y a mi hermano, pero no llegó a tener con ellos una relación de familia. Mi entorno familiar sabía que yo salía con Leonardo y también sabían quién era él”, explicó.

Esta mujer declaró ante el jurado por unos cuarenta minutos y contó que, junto con una amiga, se tomaron fotografías en la casa en la que vivía Hisa en la casa del barrio Las Praderas." Leonardo no sabía que nos habíamos sacado estas fotos ni que las hubiéramos subido a Facebook. Cuando supo, se molestó con las fotos y me pidió que las borrara porque él estaba en un proceso de divorcio y eso podía molestar a la otra parte”, detalló sobre un hecho particular que después fue comentado en el entorno laboral de esta testigo.

La mujer calificó la relación entre Hisa y Carleti como “muy difícil” aunque aclaró: “El tema de su relación con Norma Carleti no estaba entre nuestras conversaciones”. Luego, relató cómo se enteró de la muerte de la empresaria. “Me llamó una amiga cerca de las 2 de la mañana de ese día. Además yo vivía muy cerca de la casa de la señora, empecé a ver ambulancias y movimiento. Jamás me imaginé lo que había pasado. Después, por los medios me enteré que Leonardo estaba acusado de ser el autor intelectual y pensé que era imposible. Más tarde conjeturé que justo estaba por producirse el divorcio, porque había cierta presión. Me pareció que venía bien involucrarlo, que buscaban perjudicarlo y que esto era una oportunidad ideal. Hoy, 3 años después sigo teniendo la misma sensación: quieren perjudicarlo”, dijo.

Leonardo Hisa sufrió un accidente automovilístico la noche del 24 de marzo de 2018, tras asistir al casamiento de su hijo, 8 días antes de la muerte de Norma Carleti. “Supe que iba sólo en el auto de su nuera, que se quedó dormido y se accidentó. El auto no sirvió más”, detalló.

Los llamados al 911

El jurado popular integrado por 12 mendocinos y mendocinas tuvo acceso este jueves a los primeros llamados del 911. El primero de ellos, la voz de un joven alerta: “En la esquina de Alem y República de Siria, en la esquina de la Municipalidad se escuchan gritos, pero no sé bien qué casa es y no quiero acercarme por las dudas”. Un segundo llamado se corresponde con la voz de un hombre mayor pidiendo con un tono todavía más preocupante: “Señora urgente por favor, en la calle República de Siria 316 han entrado unos ladrones en lo de Norma Carleti”, y la operadora agrega que anteriormente habían llamado por el mismo motivo y tras unas dudas respecto de la dirección, el hombre repite: “¡Manden móviles, por favor! ¡Pero urgente porque la van a matar a esa mujer ahí!”.

Estos audios fueron exhibidos durante el testimonio de un efectivo operador del CEO que dio detalles acerca del tipo de notificación y los códigos empleados en la jerga policial para comunicar este tipo de hechos. “No puede notificarse desde un primer momento como homicidio, porque no hay manera de saberlo hasta no constatar los hechos”, dijo ante una pregunta hecha por el Ministerio Público Fiscal.

Dónde trabajaba Alexis Guerrero

Un funcionario de la DYNAF dijo conocer a Alexis Guerrero dado que había iniciado un trámite para quedar a cargo de tres sobrinos suyos. “Luego informaron que dejarían de estar al cuidado de Alexis y que los niños se irían con su abuelo Juan Carlos Guerrero. Luego de esto, una tarde me paró Juan Carlos Guerrero para contarme que los chicos estaban bien y no les iba a faltar nada porque él trabajaba para Leonardo Hisa. Ese día iban a armar una carpa para el casamiento de uno de los hijos del señor Hisa. Tuvimos esa conversación en la banquina de la ruta. Estaban en una camioneta Ford Ranger gris que era de Leonardo Hisa, me la mostraron para dar fe de que tenían trabajo”, relató. Este testigo aseguró que “Juan Carlos y Alexis siempre decían abiertamente que trabajaban para Hisa”.

Otro testigo que se dedica al armado de carpas para eventos, dijo conocer a Kevin y Alexis Guerrero, quienes eventualmente trabajaban en su empresa en el armado y desarmado de estructuras. Este hombre dijo conocer que también tenían vínculo laboral con Leonardo Hisa. “A veces compartíamos asados con ellos en los lugares donde íbamos a trabajar, y otras veces en mi casa. Alexis iba siempre a los asados en mi casa, pero yo no lo dejaba ingresar al interior. Él decía que en la casa del Leo me dejan entrar. A veces comentaban que trabajaban con Hisa”, dijo. Luego la defensa presentó un informe –desconocido por el testigo- en el que la policía notifica que Alexis Guerrero trabajaba para otra empresa.

Una vecina escuchó arrancar el auto

Una mujer que vive a 50 metros de la casa de 3 de los imputados se presentó ante el jurado para contar lo que vio momentos previos y posteriores a la medianoche del 4 de marzo de 2018, fecha en la que se produjo el crimen de Norma Carleti. “Dos o tres días antes supimos que se habían comprado un auto, porque lo escuchábamos andar y que hablaban de él. La noche de los hechos, arrancaron ese auto, cerca de las 21. Era un Fiat 600 blancos y lo sé porque lo vi salir del galpón de mis vecinos, un día que yo estaba regando”, explicó.

Puntualmente, sobre la noche del 4 de marzo dijo haber llegado a su casa a las 21 y haberlo escuchado. Y que una hora más tarde, cerca de las 22, lo oyó salir y que esto fue lo que contó en su primera declaración voluntaria que fue espontánea y lo hizo sin haber sido citada. “Leí lo que decían los medios, me llamó la atención que los vecinos –con los que no tenía relación- nunca habían tenido auto y que después apareció incendiado. Yo relacioné todo por el auto”, dijo.

Seguir leyendo