Diario Uno > Judiciales > Crimen de Sebastián Prado

El asesino del médico Sebastián Prado pidió la prisión domiciliaria sin estar en el grupo de riesgo

De formas sorpresiva, Jonathan Morales Nievas (33) pidió la prisión domiciliaria. El hombre condenado a dos prisiones perpetuas -una de ellas por el crimen del médico Sebastián Prado- busca salir del penal en medio de la pandemia por el coronavirus.

Te puede interesar Refuerzo IFE de ANSES: ¿habrá nueva inscripción? Quiénes y cuándo se cobra el segundo bono

Jony Morales efectuó el pedido a las autoridades por su propia cuenta, sin pasar por su representante legal. El sujeto utilizó el argumento del COVID-19 como han hecho decenas de presos en las últimas semanas.

Sin embargo, fuentes judiciales detallaron que Morales no está incluido en los grupos de riesgo. Ni por su edad ni por padecer alguna enfermedad. Es por esto que llamó la atención su pedido.

Lo concreto es que ahora es espera el dictamen de la Unidad Fiscal de Homicidios -lógicamente estará en contra del beneficio- y luego será un juez quien dirima la cuestión.

Dos condenas a perpetua

Sebastián Prado, un traumatólogo de 36 años que era jefe de esa especialidad en el Hospital Central, se encontraba el 6 de septiembre de 2013 sacando un auto de su domicilio ubicado en el callejón Gomara, en la Sexta Sección. Fue abordado por dos delincuentes que quisieron asaltarlo. El hombre se resistió porque arriba del vehículo estaban su esposa y sus dos hijos. Terminó con cuatro disparos que acabaron con su vida.

 Embed      

Con la declaración de un testigo, Johnny Morales e Ismael Pipi Merlo fueron detenidos tres semanas después. Sin embargo, el primero de ellos aportó una firme coartada: el día del hecho se encontraba trabajando en un bar. Esa versión fue avalada por el dueño del comercio. Ambos quedaron libres y la causa entró en un pantano hasta enero de 2018.

El 5 de ese mes, José Federico Álvarez fue ultimado tras un asalto en una finca donde vivía en Colonia Segovia, Guaymallén. Por el hecho fue detenido Ezequiel Orozco. El hombre confesó haber actuado con Morales. Ambos fueron condenados a prisión perpetua por ese hecho.

Meses después, Morales y Merlo fueron juzgados por un jurado popular que encontró al primero de ellos culpable por el crimen del médico Prado y al segundo no culpable.

Te puede interesar...