Diario Uno > Horóscopo > Zodiaco

Zodiaco: los signos más egocéntricos

Hay personas que creen tener el derecho y la obligación de ser el centro de atención en todo lugar al que asistan. ¿Qué dicen los astros?

El zodiaco tiene a tres signos como los más egocéntricos. Son aquellas personas que se creen el ombligo del mundo, la última gaseosa del desierto o el último huevoduro del pic-nic. ¡Y no hay forma de hacerles ver lo contrario!.

Narcisistas, vanidosos, un tanto prepotentes y subidos siempre a un altar que ellos mismos construyeron. Estos son los signos más egocéntricos del zodiaco.

Te puede interesar...

VIRGO

Las personas de Virgo buscan todo el tiempo la crítica hacia los demás. Son detallistas y, cuando encuentran la falla, se esfuerzan en arreglarlo, no sin antes mostrarles a todos que fueron ellas las que se percataron del error y refregárselo en la cara todo lo que puedan al responsable de la equivocación. Tienen estándares muy altos y pocos realistas para medir a los demás. Sin embargo no tienen doble vara y cuando no logran estar a la altura de las circunstancias, se sienten fracasados. Eso sí: nunca van a reconocer que se equivocaron.

Te puede interesar: Los 5 signos más divertidos

CAPRICORNIO

Se preocupan exageradamente por ellos. Pero la cosa no termina ahí: los capricornianos son sumamente controladores y quieren que su palabra sea cumplida al pie de la letra por quienes los rodean. Sin embargo, trabajan mucho y dan más allá del 100% en todo lo que participan. No se suben a su ego para quedar mal. Lo negativo es que relacionan su valor personal con los logros en todas las áreas de su vida -principalmente los logros económicos- y no pueden entender que algo que ellos alcanzan, no pueda ser alcanzados por otros, a quienes consideran "inferiores".

Te puede interesar: Los signos más fuertes y los más débiles

Escorpio

Como se sabe, las personas de escorpio se caracterizan por su carácter es fuerte, tienen una gran personalidad y siempre se ven seguras de sí mismas. Casi nunca confían en otras personas, por eso, de antemano, creen que lo que no hagan o supervisen ellos, saldrá mal. Sin embargo, jamás se hacen cargo de la responsabilidad cuando algo sale mal. Los escorpiones "nunca se equivocan" -reconocerlo sería bajar de su altísimo ego y no están dispuestos a hacerlo- y son capaces de hacer saltar por la borda a quien sea, con tal de no quedar mal.