Diario Uno > Horóscopo > Zodiaco

Zodiaco: el signo más celoso de todos

El zodiaco le atribuye fortalezas y debilidades a los diferentes signos. ¿Cuál es el signo más celoso de todos?

La fortaleza emocional de la personas también está influenciada por los signos del zodiaco. Hay quienes pueden vivir tranquilamente una relación de pareja en total libertad y confianza y quienes no soportan los celos. El signo más celoso del zodiaco y los que no se quedan atrás.

PISCIS (19 de febrero al 20 de marzo)

Te puede interesar...

Los piscianos son los más celosos del zodiaco por lejos. Son personas de extremos compromiso emocional y cuando comienzan una relación amorosa lo entregan todo, pero a cambio exigen el mismo nivel de compromiso. El problema pasa muchas veces por sus inseguridades y se autoboicotean. Tal vez tienen una relación sana y buena, pero piensan "es demasiado perfecto para ser verdad" y pueden llegar a comportarse de manera obsesiva. Así comienzan los mensajes, llamados y videollamadas supuestamente inocentes que no tienen otro fin más que controlar. El stalkeo permanente en las redes sociales, los enojos porque alguien le puso me gusta a una foto de su pareja, las preguntas como ¿por qué no publicás más fotos conmigo? son otras de las tóxicas acciones a las que suelen llegar los piscianos y piscianas más celosos.

Zodiaco el signo más celoso.jpg
Algunos signos se ponen tan celosos que llegan hasta revisar el celular de su pareja.

Algunos signos se ponen tan celosos que llegan hasta revisar el celular de su pareja.

ESCORPIO (23 de octubre al 21 de noviembre)

Los escorpiones se ganaron el segundo puesto entre los signos más celosos del zodiaco. Son de requerir toda la atención posible y se pondrán celosos o celosas por todo y de todos: no solamente en las relaciones de pareja ante una posible "competencia", sino también por quedar relegados a causa del trabajo, una salida con amigos o la atención de un familiar. Suelen ponerse celosos hasta de sus propios hijos. Los escorpianos suelen sentirse tan heridos cuando no están primeros en la lista de prioridades que terminan siendo infieles ante la primera oportunidad que se les presente.

Te puede interesar: los signos y las mamis en el grupo de WhatsApp

CAPRICORNIO (22 de diciembre al 19 de enero)

En el tercer puesto de los signos más celosos está capricornio. Las cabritas suelen ser muy conservadoras y no les gustan los cambios bruscos en su relación de pareja. Por eso que si su media naranja cambia de alguna manera la rutina, indefectiblemente sonará una alarma en la cabeza de los capricornianos. Sospecharán de todo: un asado los viernes que antes no estaba, un problema en el trabajo que hizo a sus parejas llegar más tarde o que el teléfono celular demuestre demasiada actividad. Como son incapaces de invadir la privacidad de sus parejas (jamás le revisarían el celular) suelen sufrir mucho. En más de una ocasión imaginan infidelidades que no existen o mentiras que realmente son verdades. El mejor consejo para este signo es que bajen un cambio y hablen de frente.

Zodiaco el signo más celoso (2).jpg
Según el zodiaco, hay más de un "celoso" que sufre en vano.

Según el zodiaco, hay más de un "celoso" que sufre en vano.

CÁNCER (21 de junio al 22 de julio)

Los cangrejos son muy calmos. Sus celos son difíciles de despertar, pero cuando lo hacen son capaces de cualquier cosa. Por eso están en el puesto 4 de los signos más celosos del zodiaco. Los cancerianos y cancerianas celosas se animan a todo para vigilar a su pareja: una aplicación de rastreo, contratar a un detective, revisar teléfonos, carteras y bolsillos y hasta seguir a sus media naranjas hasta donde dicen que van a estar, creyendo que comprobarán la tan temida "infidelidad". La mayoría de las veces pierden el tiempo.

Te puede interesar: cuánto tardan los signos en superar una separación

LIBRA (23 de septiembre al 22 de octubre)

Los librianos son moderadamente celosos. Es decir, sienten celos sin mucha justificación, pero los dominan y, muy sutilmente, elaboran un plan de seguimiento de sus parejas sin armarles escándalo ni nada que se le parezca. Su estrategia se basa en la observación. Miran todo: desde algún cambio de horario hasta un perfume un poco extraño que pudiera llegar a aparecer a la vuelta del trabajo. También se fijan en los cambios de look de sus parejas y actitudes como si comenzaron a salir a correr con un grupo de runners o si se inscribieron en un gimnasio. El problema es que de tanto observar y buscar, finalmente encuentran algo insignificante que los termina atormentando sin mucho sentido.