Este sábado (a las 21) y domingo (a las 20), el teatro Mendoza recibirá una de las mejores obras de teatro que ha dado el país en los últimos años. El Equilibrista, protagonizada por Mauricio Dayub, no solo es un gran éxito en taquilla sino que ha sido ganadora de una gran cantidad de premios por el desempeño del actor en este unipersonal.

"El equilibrista es la historia que cada una de nosotros podría contar acerca de su vida, si pudiera volver a ser niño. Es una forma soñada de compartir parte de nuestra vida, deleitando, ilusionando. Sin tristezas, con euforia y emoción. Para salir con el ímpetu necesario y demostrar que el mundo es de los que se animan a perder el equilibrio", es la descripción que dio Dayub en la gacetilla oficial de prensa.

En diálogo con Diario UNO, el actor, que tiene un CV cargado con un sinfín de trabajos en cine, teatro y televisión, sumado a ser el autor del libro Alguien como vos y dirigir la exitosa propuesta teatral Inmaduros (con Diego Peretti y Adrián Suar, éxito absoluto en calle Corrientes de Buenos Aires), narró en qué etapa de su vida llegó esta propuesta y cómo ha sido su carrera.

El Equilibrista Mauricio Dayub1f.jpg

"Estoy muy contento porque tiene una gran repercusión. Es un espectáculo que viene muy bien, no solo en Argentina sino que en Tel Aviv (Israel) y Madrid (España). Ahora de gira por La Plata, Rosario y Córdoba en salas de 1000 localidades. Realmente es una gloria que me está llegando, es lo máximo que me ha pasado", reconoce Mauricio Dayub.

-¿Cómo empezó este espectáculo?

- Empecé este espectáculo en mi sala -es dueño del teatro Chacarerean en Buenos Aires-, hacía un solo día los martes porque en ese momento estaba también en la obra Toc Toc. Después agregué los lunes, después los miércoles y después empecé a hacer las giras. Me ofrecieron una sala para hacer de miércoles a domingo en Mar del Plata,me pareció una locura, pero me terminó quedando chica. Me fui entre las 2 obras más vistas de la temporada y con algunos premios.

El Equilibrista Mauricio Dayub.jpg

Mauricio Dayub con El Equilibrista obtuvo el ACE de Oro (2019) y el Estrella de Mar de Oro (2020), entre otros premios. En 2021, la Fundación Konex lo distinguió con el Premio Konex de Platino en la disciplina Unipersonal.

-Los premios son un halago, pero que la gente agote en todos lados debe ser muy movilizante...

- Me emociona mucho, me pone en un estado de agradecimiento constante. Muchos me preguntan de dónde saco fuerzas para hacer funciones en Buenos Aires, para ir a ver la que dirijo y la verdad que esto es lo que yo deseaba cuando era chico, es lo que siempre quise. El Equilibrista es la historia de mi familia y por suerte logro que el espectador termine viendo a su familia.

El teatro me tiene con la vocación intacta, un teatro que no se dice, no se cuenta, sino que lo hace imaginar al espectador El teatro me tiene con la vocación intacta, un teatro que no se dice, no se cuenta, sino que lo hace imaginar al espectador

-¿Dudaste en aceptar la dirección de "Inmaduros", con Peretti y Suar?

- Sentía que no necesitaba tener semejante responsabilidad. Mi espectáculo estaba en ascenso, no lo necesitaba. Lo pensé y mi repre me dijo que lo haga. Tanta confianza de parte de los actores y del productor me dió la sensación que no tenía que dejarlo pasar. Son actores que saben a dónde quieren llegar y fue muy fácil trabajar en equipo. En ningún momento pasé lo que temia vivir que era sentir presión. Tengo ganas de volver a dirigir, he rechazado varias propuestas, pero en algún momento volverá a darse.

- ¿Cuál es tu vínculo con la televisión?

- Yo soy productor porque ningun productor se la jugaba por mí y no había razones para jugársela. No fui una criatura de Pepe Cibrián, no fui galancito que terminó siendo un gran actor como Grandinetti, Darín o Luppi. No comí con Coppola, no era hijo de un actor reconocido.

Me tuve que inventar a mi mismo, me tocaba lo que rechazaban 3 o 4 actores antes que yo. Como hacía bien los trabajos es que lograba tener continuidad. Me tuve que inventar a mi mismo, me tocaba lo que rechazaban 3 o 4 actores antes que yo. Como hacía bien los trabajos es que lograba tener continuidad.

Me servía mucho para producir mis espectáculos la tele. Disfruté mucho, pero nunca hice un personaje que la tele escribió para mí. Me gustaría hacer algún protagónico en la televisión, si no aparece puedo producirlo yo y asociarme con gente que conozco.

- La exposición de la televisión permite abrir las puertas del teatro...

Sí, te da popularidad, pero a nivel nacional hubo éxitos más fuertes por fuera de la tele que en la tele. Con Toc Toc hicimos más de 2500 funciones y llenamos salas en todo el país.

El Equilibrista Mauricio Dayub1.jpg

- Pero la magia del teatro sigue siendo más poderosa

- El teatro es la unión de un grupo de gente que cree lo que sucede en el escenario. Cuando me llega o se me ocurre una obra trato de escucharlo y montarlo de acuerdo a lo que es el material. Los materiales te van guiando. La esencia de Inmaduros era hacer una comedia y traté de estar a la altura de un texto e historia y suponía lo que el espectador quería encontrar. Me siento a gusto viendo Inmaduros.

En El Equilibrista te reís mucho y también es fuertemente emocional. Los espectáculos son lo que tienen que ser En El Equilibrista te reís mucho y también es fuertemente emocional. Los espectáculos son lo que tienen que ser

Yo me siento más músico que actor por la forma. Cuando Spinetta toca en el cumpleaños de un amigo es el mismo que llena la cancha Vélez. Me siento representado con los músicos. Ser como se es siempre, se mantiene la esencia.

Entradas a la venta para ver El Equilibrista este viernes y sábado en el Teatro Mendoza aquí.

Temas relacionados: