Entrevista

Martín Ron, de los mejores muralistas del mundo, está en Mendoza

El artista está en la provincia en donde brindará una charla en la Nave Cultural además de recorrer las calles de Mendoza buscando un lugar para plasmar su arte

Martín Ron, uno de los diez mejores representantes del Street Art del mundo, está recorriendo las calles de Mendoza. El artista fue invitado por la Ciudad de Mendoza a brindar un conservatorio gratuito en la Nave Cultural este viernes, a las 19.

Durante la primera parte del encuentro, un moderador realizará una serie de diez preguntas donde se recorrerá la carrera y la obra del artista, la actualidad del arte urbano en el país y las distintas herramientas que utiliza para su profesionalización, entre otras cosas. Asimismo, en el segundo bloque, el público presente tendrá la posibilidad de charlar con Martín Ron sobre diferentes temas de interés.

Además el artista estará recorriendo las calles de la provincia buscando algún lugar en donde pueda plasmar su arte. En diálogo con Diario UNO adelantó que "vamos a hacer una recorrida y un relevamiento por la ciudad para ver si encontramos algún espacio que me inspire a en un futuro hacer alguna obra de envergadura sobre un edificio o estructura grande".

Martin Ron.jpeg

Para imaginar ver una obra de Ron en Mendoza, artista reconocido en todo el mundo con trabajos en España, Estados Unidos, Australia, Turquía, Rusia, Bélgica y Reino Unido, "deberían cumplirse algunas premisas como que esa pared no tenga antecedentes de muralismo y con una buena ubicación panorámica. Esas son las premisas más importantes", explicó el artista que en su cuenta de Instagram (@ronmuralist) tiene más de 200 mil seguidores.

"A nivel mundial me llaman y me dicen que tienen un proyecto. Cuando se pintan los murales van trascendiendo de la mano de vecinos, festivales y especialistas de muralismo y así uno empieza a hacerse conocido en el ambiente", cuenta Martín que visitó el edificio de Grupo América.

Una de las preguntas más recurrentes es cómo se comienza a hacer una pintura, por dónde. "Es aleatorio el comienzo. Hay edificios gigantes que te tenés que aclimatar y probablemente empiece por abajo haciendo pruebas de color. Empiezo por una paleta de colores y si sé que es una parte difícil y me va a llevar una semana, fondeo y parece que avanza rápido, pero después estoy 2 semanas en los detalles", detalló el artista nacido en Caseros, Buenos Aires, hace 41 años.

Un edificio puede llevarle de 3 a 4 semanas de trabajo dependiendo el tamaño y las condiciones en donde se realice.

Cómo nació su relación con el muralismo

"De chiquito siempre dibujaba. Mi papá tenía una verdulería y le regalábamos los dibujos a las clientas. Mi primer mural lo hice a los 13 años en mi casa. Pedí permiso y pinté la pared de mi pieza con una calavera", recuerda Martín quien ya tenía experiencia pintando las escenografías en el colegio para los actos.

"Ese primer mural fue con esmalte sintético, hoy lo veo y hay cuestiones técnicas que están buenísimas que incluso sigo utilizando", agrega el artista.

"No tengo un mejor dibujo, tengo varios. Lo que pasa es que te aburrís de las obras y luego te reenamoras de las obras de nuevo. Hay veces que trabajo mucho en un desarrollo más interesante, más técnico, pero me canso y vuelvo a lo simple. Y después me reenamoró de eso, lo retomo y me gusta lo otro. Es algo muy cíclico", explica Martín Ron.

Martín es reconocido porque además al comenzar cada obra escribe "hola mamá". Esto nació cuando se fue a pintar a Moscú y no le había avisado a su madre, entonces decidió escribir esto antes de comenzar con la obra, frase que se convirtió en su marca distintiva.

Martin Ron Hola mama.jfif

Sus obras más destacadas

"Me enamoro más de las obras por lo que producen que de la obra en sí", explica Martín que hace referencia al mural de Carlitos Tevez en el Fuerte Apache. "Fue increíble. Pinté al ídolo en un potrero lleno de gente que lo quiere", explica quien luego fue invitado por el futbolista y pintó el barrio en su nueva casa.

Martin Ron Tortuga.jpg

"La tortuga también es una obra muy importante porque es la primera que se viralizó", explica sobre "Pedro Luján y su perro", mural que se encuentra en la fachada de una fabrica en el barrio de Barracas .

El mural más grande que pintó está en Moscú y el más alto, de 65 metros, en Banfield. Cuenta con la ayuda de Mariana Parra y Nico Dicianno, dos amigos que junto a él desafían el vértigo y se suben a un andamio o una grúa para mostrar su arte.

Martin Ron.jpg

Temas relacionados: