Doble función

Los Monstruos se presenta en el Imperial y en el Quintanilla

Gonzalo Bendelé y Claudia Racconto, bajo la dirección de Martín Chamorro, proponen esta obra de teatro que tendrá funciones en Maipú y en Ciudad

Por UNO

Este sábado13, a las 21.30, en el cine teatro Imperial de Maipú, y el próximo lunes 22 de noviembre, a las 21, en el teatro Quintanilla, se presentará Los Monstruos. Martín Chamorro (en dirección), la potente dupla Gonzalo Bendelé y Claudia Racconto (actuación) y los músicos Nico Bendelé y Marcelo Adaro integran el equipo de esta obra ganadora de varios premios, una obra que se anima a explorar las dificultades y contradicciones que suponen la maternidad y la paternidad.

"Los monstruos plantea una pregunta común que es la cómo criar a un hijo y cómo un hijo se deja criar. Y a la vez también se pregunta quiénes son los monstruos: ¿los hijos?, ¿los padres? ¿Ambos?", reseña Martín, quien comparte el rol de productor junto a Gonzalo.

Con texto y dirección de Emiliano Dionisi y dirección musical de Martín Rodríguez esta obra de teatro musical nació como un proyecto de la Bienal de Arte Joven 2015 y se convirtió en un suceso teatral que trascendió la cartelera porteña. Además de elogios del público y la crítica, recibió 7 premios HUGO al teatro musical, 4 premios ACE y 4 premios Florencio Sánchez, entre muchos otros reconocimientos.

Con enorme sensibilidad, humor e inteligencia, Los monstruos abre preguntas sobre la difícil tarea de maternar y paternar. Por el tema que aborda y la manera en que lo hace, genera una fuerte empatía con el público. "Todos se van a identificar porque esta es la relación más primaria que experimentamos. Y lo interesante es que está abordada de una manera profunda y sin complacencias", asegura Claudia. "Creo que ese es el plus que tiene esta obra: nadie puede escapar a verse reflejados en estos personajes, ya sea en la madre y el padre o en los hijos. La obra va llevando por distintas emociones durante todo el espectáculo", agrega Gonzalo.

Lejos de reflejar una versión romántica de la crianza y evitando el tono aleccionador, la obra abre paso a la catarsis de una madre (Sandra) y un padre (Claudio) cuyo hijo e hija van a la misma escuela. A través de monólogos, la dupla protagónica interpreta a distintos personajes. "Esto fue un desafío enorme por la ductilidad que requiere interpretar a varios personajes al mismo tiempo y que estos resulten creíbles", asegura la actriz. "Es una experiencia vertiginosa tanto para el espectador como para los intérpretes", agrega su compañero.

"Esta obra es lo más difícil que he hecho -asegura Martín-. Primero porque es una obra que ya se hizo y tiene una puesta muy efectiva. Poder darle mi impronta fue un camino complejo pero creo que todos van a poder disfrutar de esta versión mendocina".

Temas relacionados: