Espectaculos Jueves, 13 de abril de 2017

Llega un estreno esperadísimo: Rápidos y Furiosos 8

Charlize Theron se enfrenta a su segunda villana, una ciberterrorista sin escrúpulos, que tendrá a Dom y su equipo al borde del abismo.

Fue la reina malvada de Blancanieves y el cazador y ahora Charlize Theron se enfrenta a su segunda villana, una ciberterrorista sin escrúpulos, en Rápidos y furiosos 8 (en inglés The Fate of the Furious, traducido sería "el destino de los furiosos"), algo no muy habitual porque "este tipo de papeles son un territorio vedado a las mujeres", dijo la actriz sudafricana.

Theron presentó hace unos días en Madrid junto con Vin Diesel la última entrega de una de las sagas más taquilleras de Hollywood, trabajo que aceptó para poder hacer de nuevo de mala.

"Llevo más de 20 años en esta profesión y es bastante chocante que en todo este tiempo sólo he interpretado a dos villanas psicóticas", afirmó.

En este filme, que se estrena esta semana en los cines, interpreta a Cipher, la enigmática mujer que seduce a Dom (Diesel), el patriarca de la saga, y lo arrastra al mundo del crimen, traicionando al resto del equipo, entre ellos a los personajes de Jason Statham, Michelle Rodríguez y Dwayne La Roca Johnson.

Durante los primeros años de su trayectoria a Theron (Benoni, Sudáfrica, 1975) le costaba que le ofrecieran papeles basados en algo más que su arrebatadora apariencia física, pero Monster (2003), la película con la que ganó el Oscar y en la que experimentó una asombrosa transformación, lo cambió todo.

"Después de eso es imposible que nadie diga que soy demasiado guapa para un papel", afirma. "No me interesan los papeles con una sola dimensión, no se trata de si son guapas o no, sino de qué los hace interesantes".

En Mad Max: furia en el camino (2015) le robó el protagonismo a Tom Hardy como heroína de acción y en Blancanieves y el cazador (2012) enarboló públicamente la bandera de la igualdad salarial de actores y actrices.

Además, a través de su compañía Denver and Delilah Productions, lleva más de una década produciendo películas propias y ajenas, y dando oportunidades a otras mujeres.

"No nacimos con ese propósito, pero de alguna manera nos hemos convertido en ese tipo de productora, y ahora mismo tenemos un buen puñado de historias con papeles interesantes para mujeres", explica.

"Me alegra ser parte de eso, ofrecerles a otras mujeres oportunidades que me dieron a mí en su momento, porque estoy convencida de que somos tan buenos como las oportunidades que nos dan", subraya.

Entre esos proyectos como productora hay dos series para Netflix: Girlboss, basada en la vida de la fundadora del gigante de la moda on line Nasty Gal y Mindhunter, lo nuevo de David Fincher.

"Hubo una época en la que la televisión era algo como de segunda categoría, pero ya no", opina la actriz, aunque no cree que cine y televisión deban estar en competición.

"La experiencia de la sala cine y la del salón de tu casa son muy diferentes, una no debe expulsar a la otra, pero lo hará si la calidad de las historias no es suficiente, y en ese sentido creo que las nuevas plataformas están subiendo el nivel y obligando a reaccionar".

Charlize Theron es Cipher, la mujer que amenaza a Dom, el personaje de Vin Diesel.
Charlize Theron es Cipher, la mujer que amenaza a Dom, el personaje de Vin Diesel.

Además de Theron, la nueva entrega de Rápidos y Furiosos cuenta con Helen Mirren y Scott Eastwood, junto con viejos conocidos de la saga como Kurt Russell y Elsa Pataky.

Todos ellos tratan de colmar el vacío que dejó Paul Walker, estrella de la saga fallecida en un accidente de tránsito en noviembre de 2013, cuando aún no había concluido el rodaje de la séptima entrega.

F. Gary Gray, director de Rápidos y Furiosos 8, asegura que su presencia ha sido constante en la concepción y rodaje de esta película y que han sido "muy respetuosos con su legado".

Sobre Charlize Theron, Gray asegura sin problemas que es "el mejor villano de toda la saga" y el más complejo.

"Normalmente en las películas de acción, los malos son unos tipos con grandes músculos que gritan y golpean; en cambio, lo que ella aporta es muy tranquilo y medido, pero te mira a los ojos y te aterroriza, no necesita más", concluye el realizador.

Más noticias