Espectaculos Miércoles, 30 de mayo de 2018

Ismael Serrano celebró sus 20 años en la canción en Mendoza

El cantautor español presentó "Hoy es siempre" en el Ángel Bustelo. Un disco doble con temas inéditos, reversiones de sus éxitos y homenajes a otros autores.

20 años pasaron desde que un joven Ismael Serrano de 23 años presentó Atrapados en Azul en 1997 y el cantautor español lazó un disco para celebrarlo. Así nació "Hoy es siempre", su álbum aniversario que lo trajo una vez más a Mendoza.

El fiel público que lo acompaña llenó el Ángel Bustelo y esperó con ansias aquella frase inicial: "Buenas noches, familiares y amigos", un guiño más de complicidad y camaradería con sus seguidores.

Música, canciones, humor y algo de "magia", fueron algunas de las cosas que se vivieron en la noche del martes, sobre todo aquellos pequeños efectos de "ciencia ficción" que se han venido incorporando en sus recitales y le otorgan una valor agregado.

Su interacción con el público no fue tan fluida como en otras oportunidades y se lo notó beber agua y toser en varias oportunidades, sin embargo, su presentación se extendió por carca de tres horas e incluyó tres bises. A pesar del paso de los años, al cantar "Pequeña criatura" las propuestas de matrimonio comenzaron a lloverle, a lo que Serrano respondió con humor: "Qué ganas de complicarte la vida".

El show se centró en un particular diálogo con una rosa guardada bajo un cristal que le reprochó la nostalgia de los cantautores pero con la que finalmente culminó celebrando la vida y su carrera..

Serrano renovó su compromiso con la cultura y luchas sociales latinoamericanas, reversionando canciones como Spaghetti del Rock, de Divididos; "Ojalá", del cubano Silvio Rodríguez o "Todo Cambia", inmortalizada por la Negra Sosa, letra de Julio Numhauser Navarro. Pero también al incluir en este disco "Vine del Norte", un homenaje al cantautor chileno desaparecido Víctor Jara.

También hubo lugar para sus compatriotas y, según él ha declarado, sus referentes en la música como Luis Eduardo Aute, con "Las cuatro y diez" o Joaquín Sabina, con "Y sin embargo".

Inspirado en un verso de Eduardo Machado "Hoy es siempre" renueva el fuerte contenido social y de denuncia que ha cultivado el cantautor, ya que para muchos conflictos el tiempo no pasa como nos demuestra "Papa cuéntame otra vez" pero también "Luces Errantes" grabada en 2010 con un coro de niños de Gaza o "La Llamada" cuyo video está inspirado en los desempleados argentinos de la crisis del 2001. Ahora, estos versos fueron dedicados a las mujeres que marcharon el 8 de marzo en todo el mundo para pedir por sus derechos.

Uno de sus últimos guiños hacía el feminismo fue tomar el pañuelo verde que le arrojaron desde el público y agitarlo al culminar uno de sus bises.

Ante los reiterados aplausos, Serrano debió salir tres veces más al escenario. Uno de ellos para cantar "Agua y aceite", una de las canciones nuevas incluidas en este disco, cuya letra es de su padre, Rodolfo Serrano, a quien calificó como un "jubilado atípico que visita tabernas". Previamente le habían regalado dos vinos.

Buena cosecha para Ismael.

Fotos y videos: Adrián Sgroi / Diario UNO digital.

Foto: Adrián Sgroi / Diario UNO.
Foto: Adrián Sgroi / Diario UNO.
Foto: Adrián Sgroi / Diario UNO.
Foto: Adrián Sgroi / Diario UNO.
Foto: Adrián Sgroi / Diario UNO.
Foto: Adrián Sgroi / Diario UNO.
Foto: Adrián Sgroi / Diario UNO.
Foto: Adrián Sgroi / Diario UNO.
Foto: Adrián Sgroi / Diario UNO.
Foto: Adrián Sgroi / Diario UNO.
Foto: Adrián Sgroi / Diario UNO.
Foto: Adrián Sgroi / Diario UNO.

Más noticias