Espectaculos Domingo, 16 de septiembre de 2018

Emmanuel Horvilleur: una vida dedicada a la música

El artista llega a Mendoza para dar un show, junto con bandas locales, en el Le Parc.

El 2018 tiene a Emmanuel Horvilleur metido cien por ciento en su carrera solista. Con Illya Kuryaki & The Valderramas en stand by, el cantante se está dedicando de lleno al lanzamiento de lo que será su sexto álbum de estudio con ya tres sencillos publicados: El hit, Somos nosotros y Ella dijo no.

Emma, como le dicen sus amigos, estará el próximo viernes en el Espacio Cultural Julio Le Parc (Mitre y Godoy Cruz, Guaymallén) en el show que organiza la Secretaría de Cultura de Mendoza como festejo por el 21 de septiembre. Será un evento gratuito y para todo público que comenzará a las 13. Además, habrá food trucks, street art, feria de indumentaria y muchas propuestas más. Las bandas mendocinas que también estarán en el escenario 360° son: Té con King, Spaguetti Western, Gauchito Club, Mimesis, A tu Luz, Los objetos Inanimados, Huge the Cara, Pasado Verde y Mi Amigo Invencible.

En una distendida charla con Escenario, el cantante habló de todos los temas, y no nos privamos de nada a la hora de preguntarle sobre su carrera, su impasse con Illya Kuryaki, los recuerdos del Flaco Spinetta, su presente amoroso, su rol como padre y mucho más.

-Dentro de unos días te tenemos por Mendoza. ¿Cómo viene el lanzamiento de tu disco? Ya tenemos tres adelantos...

-Le estoy dando bastante, pero tomamos otros caminos mientras se iba haciendo. Como vine justamente después de años de Kuryaki y no fue mi decisión 100% la cuestión de parar con la banda y todo eso, sentí la necesidad de no correr, de ir tranquilo y buscar un poco más. No quería que sea un disco como respuesta a ese parate de Kuryaki sino que sea algo que vuelva a revalidar mi gusto por hacer música de una manera real y no impulsiva se podría decir.

-¿En qué conceptos estás trabajando en este nuevo disco, por cuáles sonoridades estás navegando?

-Por todas (risas). Creo que uno de los puntos para remarcar es la cuestión de mezclarme con otra gente, de componer canciones con artistas que a mí me gustan, más allá del laburo que hacemos con Rafa Arcaute (compositor y manager de Illya Kuryaki) y que se ve potenciado por Didi Gutman, músico argentino que ahora vive en Madrid. Con ellos hicimos un combo y surgió El hit, Somos nosotros, y ahora estamos por sacar una nueva canción que también surgió de esta unión.

-¿Cómo ha tomado el público los adelantos del disco?

-En los shows que hicimos la verdad que muy bien. Se fue mitigando con estas canciones que saqué: El hit, Somos nosotros y Ella dijo no, y con los shows entre medio. No sé si la gente está esperando un disco tipo, yo creo que está esperando que haga música. Ahora tenemos una canción pendiente con Usted Señálemelo; me junté también a componer con Vicentico, con Lisandro Aristimuño, con Meteoros; estoy en un montón de direcciones que en estos meses se van a empezar a plasmar y a consolidar.

-La forma de hacer música cambió. Antes si no tenías un disco no podías lanzar música nueva...

-Esta nueva época en donde los artistas sacan singles y no discos yo la aproveché. Igual me sigue gustando la obra y me encanta meterme en ese viaje que los músicos proponen, pero en esta etapa mía estoy disfrutando y usufructuando esta manera de hacer música tal vez más fragmentada.

-¿Sos autorreferencial en tus canciones?

-Creo que me plasma algo, entre comillas, afectando en ese momento donde me pongo a escribir, pero también uno a veces hace una especie de obra falseada, a veces se acompaña con cosas que son ficticias y es una mezcla de todo eso. También me interesa salirme de mí y jugar con eso.

-¿En dónde está Illia Kuryaki con el impasse que está atravesando?

-Uno cuando comparte una banda con otra persona no se dan las mismas direcciones y empezás a actuar en efecto. Illya Kuryaki es un capítulo que está en pausa y por ahora no tiene pinta de volver por esto que te estoy contando. Ahora cada uno está en la suya y desde ya estamos los dos de acuerdo de que no es tiempo de Kuryaki. Por lo pronto, el 2019 va a ser un año en donde me voy a dedicar a tocar y a profundizar en mi música como lo he hecho siempre que he sido solista. A ver... podría conciliarlos a los dos proyectos pero no sé si es mi intención ahora la verdad. Ahora tengo ganas de elevar esto que vengo haciendo.

-Paralelamente a esto, ¿cómo está tu relación con Dante, después de compartir tantos años juntos?

-Con Dante separamos. Por un lado podemos ser compañeros de banda y por otro lado somos amigos, nos juntamos a jugar al fútbol, va por caminos diferentes.

-Separan los dos roles...

-Claro, Kuryaki es una cosa y nuestra amistad es otra y va por otro lado.

-¿Qué recuerdos tenés del Flaco Spinetta? Podemos decir que fue tu impulso a este mundo...

-Los mejores. Ayer pensaba en una de esas encuestas de Instagram y me preguntaban si lo podía definir a Luis, y pensaba que él era una persona muy común, muy simple pero a la vez un fuera de serie. Tenía eso, era una persona abordable, real, dulce y cotidiana. Es una influencia muy grande no sólo desde lo musical sino también desde muchas cosas en las que él se movía dentro de la banda, con sus compañeros, en todas esas cosas donde yo lo veía, percibía y absorbía.

-Vas a venir a tocar con un montón de bandas del rock indie emergente, Mendoza es cuna también de eso. ¿Cómo ves esta nueva ola?

-Hace poco fui a ver a los pibes (Usted Señálemelo). Hicieron dos Vorterix como los últimos shows de Kuryaki que fueron dos Vorterix llenos y la verdad que es una banda que para mí ya está entre las cinco mejores del rock nacional, así te lo digo, por la fuerza que tienen. Nosotros, cuando teníamos esa edad, el momento era diferente, era más difícil para una banda de pibes de 20 años tener un público de iguales, había más envidia. Nosotros hacíamos rap y al rap algunas personas lo odiaban en aquella época, había mucho amor y mucho odio. Ahora como que mucho de eso se acomodó y los pibes están disfrutando de un momento genial y hay un montón de bandas buenas. Cambió mucho todo, no sé si es la generación, internet, pero hay pibes que hacen muy buena música y que tocan muy buenas performances.

-¿Para vos es un género que puede trascender los años o que es una cuestión de moda?

-Puede haber un factor de moda pero también estamos hablando de que hay bandas conformadas y gente que hace buenas canciones y que las representa muy bien en vivo. Esa combinación es una combinación que habla de algo duradero. Yo realmente veo arte sobre el escenario y de una manera natural, genuina.

-Tenés influencia musical desde muy chico, ahora vos en tu rol de padre, te gustaría que tu hijo André (13) siguiera tus pasos?

-Sí, me gustaría pero está muy alejado, la verdad que no se copa. Le gusta la música, le gusta todo pero no es de él, no es de él encarándola, por ahora no.

-¿Vos cómo fuiste en tu adolescencia?

-Bastante quilombero (risas)...

-¿Qué le aconsejarías a André desde tu experiencia?

-Yo era quilombero pero no era drogón. Era quilombero de travesuras, de pandillero, pero siempre les tuve mucho respeto a las drogas y justamente como estamos en un ambiente de rock estaba cerca y a la vez había mucho respeto.

-Yendo a lo más personal, ¿en qué situación sentimental te encontrás, influye en tus canciones?

-Sí, siempre influye, pero estoy tranca, estoy bien.

-¿Pero estás solo o acompañado?

-Solo solo nunca voy a estar, siempre algo va a haber rondando, pero estoy muy bien.

-¿Cómo te llevás con tus 43 años, tuviste la famosa crisis?

-La tuve sin darme cuenta creo, tuve algunas cosas raras, las tuve sin darme cuenta con el paso del tiempo. Un día estaba en un lugar y de pronto me atravesaron 20 años el cuerpo. Estaba en una entrevista en Estados Unidos y había un monitor y lo miro y decía en un costado: "20 años de Friends", y de pronto me pasaron los 20 años por el cuerpo de una, no sé cómo llamarlo, me dejó exhausto y eso me dejó un par de días pensando. Ahora ya está, ya pasaron tres años y soy un tipo que vivió un montón de cosas, 20 años haciendo música, vendí 25 mil millones de discos, me siento rebién, soy joven.

-¿Cómo ves la revolución social que está teniendo nuestro país con temas como la legalización del aborto, la crisis socioeconómica y demás?

-Creo que son momentos álgidos, a la vez cíclicos y a la vez me gustan ciertos encares sobre cómo se fue luchando con ciertas cosas. Me gusta cómo la mujer encara el tema, cómo se lo puso al hombro. Todo el debate en el Senado fue increíble y ahí también nos damos cuenta de quién nos representa, porque hay gente que atrasa un montón, en la política se da mucho eso, va para atrás.

Emmanuel Horvilleur estará en nuestra provincia. Es uno de los artistas más influyentes de la escena actual y uno de los pioneros del movimiento rockero indie.

Como "padre" de esa generación junto con bandas talentosísimas de Mendoza, podremos disfrutar de forma gratuita un show para cantar al unísono con el público sus grandes hits y los más recientes, que adelantan su próximo disco, que será lanzado en breve.

Más noticias