Si usted es alto, llegue a la hora que llegue no tendrá problemas en escalar las tribunas. Inmediatamente que se sitúe en algún lugar le dirán: “Flaco, pasá atrás que me tapás”, y así sucesivamente irá progresando hasta los últimos escalones. Esta de una de las enseñanzas que brinda Roberto Fontanarrosa en su Manual del Hincha, una serie de lecciones inéditas que la editorial Planeta acaba de publicar.

Este es segundo libro inédito de Roberto Fontanarrosa que Planeta edita con unos meses de diferencia. El primero fue Quiero Verte Otra Vez.

En esta ocasión, en 120 páginas, el escritor y dibujante esbozó un manual del hincha con mucho humor. "Desde el principio de los tiempos se sabe que toda persona puede cambiar de pareja, de género, de ideología partidaria o política, de religión, de nacionalidad incluso. Pero nunca, jamás, jamás de los jamases podrá variar su simpatía por un equipo de fútbol. Aquel fervor por determinado team que abrazó en su más tierna infancia y esa permanecerá inalterable hasta el último aliento", se explica en la reseña, y se agrega que: "Para que esa condición sea reconocida en cualquier estadio, obviamente incluido el propio, el Negro Fontanarrosa dicta en las páginas de este Manual del hincha las reglas imprescindibles, precisas y claras para que usted se convierta en ese/a desaforado/a que dará hasta la vida por sus colores predilectos sin importar la adversidad de los resultados".

►TE PUEDE INTERESAR: Una muy buena noticia para los fanáticos de El Eternauta

Roberto Fontanarrosa.jpeg

Es así como Roberto Fontanarrosa no deja a nadie afuera de este manual, a petisos, altos, gordos, flacos. Nadie se salva, ni siquiera los pelados.

"Dentro de su drama tiene la ventaja de que pelados hay muchos. Por otra parte puede disimularlo con una gorra, un sombrero o una peluca. Incluso puede teñir la peluca con los colores de su equipo favorito. Si es partidario de Independiente sus vecinos de tablón tal vez le digan “Colorado” y si su peluca luce los bizarros colores de Ferrocarril Oeste tal vez le digan cualquier cosa.

Esta conveniencia, la del camouflage, es ajena a gordos y a altos. El problema de los calvos es que pueden convertirse en motivo de atracción en los aburridos momentos previos a los encuentros o en los entretiempos. Una calva reluciente es indudablemente un irresistible blanco para los tiradores furtivos. El reflejo, además, que genera una bruñida superficie pelada puede herir los ojos de otros espectadores produciéndoles lesiones (en un domingo de sol radiante, por ejemplo) similares a las ocasionadas por los reflejos en la nieve o por los destellos de las soldaduras de acetileno", explica el escritor en su obra.

Quién fue Roberto Fontanarrosa

El Negro Roberto Fontanarrosa nació en 1944 y ha sido uno de los mejores humoristas gráficos que han existido en Argentina, como así también uno de los más brillantes escritores de cuentos.

ROBERTO FONTANARROSA Y EL SECRETO DE LAS MEJORES MALAS PALABRAS

Hincha fanático de Rosario Central, a travpes de sus escritos siempre estuvo relacionado al fútbol. Trabajó en varias revistas y diarios, e incluso colaboró con Les Luthiers. Además de sus cuentos, tiene 3 novelas: Best Seller, Área 18 y La Gansada.

En 1992 recibió el premio Konex y en 1994 el Konex de Platino. Su exposición en el Congreso Internacional de Lengua Española en 2004 es famoso por sus dichos sobre las llamadas "malas palabras".

En sus últimos años de vida, Fontanarrosa fue diagnostica de ELA, falleciendo el 19 julio de 2007 en Rosario, Santa Fe.

Fragmento de El Manual del Hincha

Embed