Este sábado

Congreso de Bibliotecarias continúa en cartelera

Este sábado, y todos los de noviembre, en el Teatro Tajamar, se presentará esta obra protagonizada por el elenco de la exitosa El Sagrado Testamento

Por UNO

(Editado por Gabriel Sotelo) Este sábado, a las 21.30, en el Teatro Tajamar (Av. San Martín 1921, Ciudad), se presentará la obra de Congreso de Bibliotecarias, producida por Nicolás Hemsy. La puesta, que continuará en cartel todos los sábados de noviembre, tiene sus entradas en venta en entradaweb a un valor de $500.

En la década de los 80’, en un pueblo llamado Villa Dolores, cuatro bibliotecarias organizan un congreso todos los años. Pero en la nueva edición, algo inédito sucede: la llegada de un personaje desconocido, trae al presente ciertos hechos de un pasado oscuro y oculto de estas mujeres. La inesperada revelación desencadena una serie de conflictos que tal vez cambie sus vidas para siempre.

En torno a secretos y mentiras gira la historia de Congreso de Bibliotecarias (Un culebrón de novela), el desopilante "culebrón teatral" producido por Nicolás Hemsy Producciones y protagonizado por el experimentado elenco de El Sagrado Testamento (Aníbal Villa, Rodrigo Navarro Sardá, Darío Martínez, David Laguna, David Páez y Cristian Coria).

Villa escribe y dirige este "culebrón teatral" retro inspirado en la obra original de la rosarina Patricia Suárez que, a escena, llega con el tono humorístico que caracteriza al elenco, referente en comedia musical en Mendoza, y aires de telenovela. "La obra -dice el director, sin spoilear- cuenta lo difícil que resultaba, por esos años, gritar a los cuatro vientos ciertas verdades, creencias o convicciones que hoy se hablan abiertamente".

Como el aplaudido musical anterior, Congreso de Bibliotecarias es una comedia de caracteres, un subgénero teatral que pone el acento en los personajes y en el que el elenco se mueve a sus anchas. "Las características de los personajes hacen que el relato sea desopilante y muy divertido", dice el director, quien vuelve a contar con la asistencia de dirección de Rodrigo Navarro Sardá.

También es desopilante la puesta: un claro homenaje a la telenovela argentina, que incluye referencias a novelas icónicas como "Rolando Rivas taxista", "Celeste siempre Celeste" o "La extraña dama". "La telenovela es un género que se ha ido perdiendo poco a poco y con el cual muchos y muchas crecimos. Toda la familia se reunía frente al televisor para seguir cada capítulo de estas atrapantes, románticas, a veces bizarras, a veces grotescas y a veces absurdas novelas pero que relataban situaciones cotidianas de una manera franca y sencilla, que te permitía dejar de pensar y trasladarte mágicamente al interior de esas historias que tenían mucho de de realidad y mucho de utopía. Esto mismo ocurre en nuestra obra".

Y como no hay novela sin bolero, es este género musical -con arreglos melódicos cercanos al mambo, al cha cha cha y al son cubano- el que marca el pulso de la obra cuya música original fue compuesta por Santiago Marino y de los hermanos Mauro y Gabriel Marquet. Canciones que resuenan en varias generaciones y que la bailarina y coreógrafa Daniela Colomer potencia desde el diseño coreográfico y David Páez desde el trabajo vocal.

Temas relacionados: