Espacio de marca | Corrupción | Mendoza | Denuncias

La denuncia anónima como mecanismo de combate a la corrupción

Promover e implementar este tipo de participación ciudadana es un desafío de transparencia y credibilidad para los organismos que han tomado la decisión de implementarlo. Pero también desafía a la ciudadanía a demostrar su responsabilidad y compromiso cívico

Evitar y condenar prácticas corruptas por parte del Estado y promover la participación ciudadana para el combate de la corrupción son aspectos que resultan fundamentales para el fortalecimiento de las instituciones democráticas y su correspondiente reconocimiento por parte de la ciudadanía.

Te puede interesar...

Nuestra Mendoza, desde hace diez años, viene trabajando en la provincia en la promoción de prácticas que contribuyan a combatir la corrupción y muchas de ellas, gracias al trabajo realizado junto a diferentes gobiernos y poderes legislativos, ya han sido traducidas en normas como lo son la Ley de Ética Pública, la Ley de Acceso a la Información Pública y las Ordenanzas de Planes de Metas en los niveles municipales.

El pasado mes de Julio, Fundación Nuestra Mendoza, trabajando en Red con otras organizaciones y con apoyo de la Maestría en Responsabilidad Social y Desarrollo Sostenible, desarrolló un Informe sobre “Compras Públicas en Estado de Emergencia”. Una de las recomendaciones que surgían del mismo era avanzar en la implementación de canales de denuncias anónimas, al considerar que este mecanismo posibilita que el miedo a posibles represalias no sea una limitación para que aquellas personas que cuentan con información de valor sobre un hecho de corrupción asienten una denuncia que permita poner en marcha diversos dispositivos de investigación y sanción.

Esta modalidad de denuncia a nivel nacional es contemplada por la Oficina Anticorrupción (OA) y por la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA), y es promovida por Convenciones internacionales como la Convención Interamericana Contra la Corrupción, la Convención de la OCDE sobre el soborno transnacional, y la Convención de las Naciones Unidas Contra la Corrupción.

Lo ideal sería que en Mendoza este canal este regulado por Ley y su alcance sea amplio, pero dado que esto no es así, hoy celebramos algunas experiencias de organismos que empiezan a dar los primeros pasos en la habilitación de canales de denuncias anónimas en la Provincia. Estas primeras experiencias tienen que ver con un correo electrónico que fue habilitado por Fiscalía de Estado para recibir denuncias de manera anónima (http://fiscalia.mendoza.gov.ar/inicio-slide/pautas-para-presentar-su-denuncia-anonima-en-fiscalia-de-estado) y con un trabajo que está llevando adelante la Dirección de Compras y Contrataciones del Gobierno de Mendoza, en colaboración con Fundación Nuestra Mendoza y otras organizaciones del medio, para pronto también contar con un canal de denuncias anónimas de esta Dirección.

La aparición en la escena provincial de esta modalidad de denuncias representa grandes desafíos para los organismos que han tomado la decisión de implementarlos, quienes deberán dotar de transparencia y credibilidad a los mismos e ir generando las mejoras y ajustes que resulten necesarios para su correcto funcionamiento. También representa un desafío a la ciudadanía en su conjunto, quien deberá demostrar su responsabilidad y compromiso cívico a la hora de denunciar a través de esta modalidad.

Lic. Facundo Heras- Docente Maestría en Responsabilidad Social y Desarrollo Sostenible de la UNCuyo