Diario Uno > Espacio de marca > Transparencia que Alimenta

Iniciativa mendocina sobre Transparencia Pública obtuvo un importante reconocimiento internacional

El proyecto de organizaciones sociales denominado Transparencia que Alimenta fue uno de los ganadores del Fondo de Emergencia para América Latina y el Caribe

Innovación para el Cambio y TIDES, ambas redes internacionales de actores sociales con alcance global, lanzaron el Fondo de Emergencia Covid-19 para apoyar los esfuerzos de organizaciones de la sociedad civil cuyo trabajo se vio afectado por la pandemia. Solo quince de más de trescientos proyectos presentados en todo América Latina resultaron ganadores, entre los que se encuentra “Transparencia que Alimenta”, que coordina Fundación Nuestra Mendoza.

Las propuestas debían abordar temas vinculados al derecho de acceso a la información pública, la rendición de cuentas en los fondos públicos utilizados durante la pandemia y al monitoreo del acceso a servicios públicos. También debían tratar de forma innovadora los desafíos que enfrentaban las comunidades en el contexto del COVID, además de ser sostenibles y robustecer las capacidades de las organizaciones sociales.

Con esto en mente, la propuesta de Fundación Nuestra Mendoza se centró en la compra y distribución de alimentos por parte del Gobierno Provincial, con especial atención a los mecanismos de transparencia y rendición de cuentas existentes. Los objetivos del proyecto son: promover un uso eficaz y eficiente de los recursos públicos, brindar información a las organizaciones que trabajan en distribución de alimentos para la toma de decisiones de forma justa y equitativa, además de apoyar la producción local de alimentos saludables.

Con la idea de robustecer a la sociedad civil mendocina, y de generar sinergias con organizaciones que venían trabajando estos temas en el territorio, “Transparencia que Alimenta” suma un número de organizaciones: el Banco de Alimentos de Mendoza, AlimenDar, el Observatorio de Transparencia e Integridad de la Universidad de Mendoza, El Arca, EnRedDando, VALOS, FEDEM, Fundación Tomás Edison (y otros actores sociales).

Esta nueva coalición de la sociedad civil mendocina actualmente analiza quiénes son los proveedores de alimentos que contrata el Estado, a qué precio venden, y las formas y condiciones de su contratación. También estudian la distribución de alimentos, en particular cómo, cuánto y a qué organizaciones se les entregan insumos. Por otra parte, se encuentran en un proceso de identificación de potenciales proveedores de alimentos que provengan de la Economía Social.

Si bien el proyecto está actualmente en curso, viene ya dando importantes muestras de éxito. A principios de año se realizaron pedidos de acceso a información a la DGE y a la Subsecretaría de Desarrollo Social sobre sus compras de alimentos. Debido a que la respuesta fue incompleta, la Oficina de Ética Pública provincial convocó a estas instituciones públicas y a las organizaciones del Proyecto “Transparencia que Alimenta” a la primera audiencia de mediación de la Provincia en relación al cumplimiento a nuestra Ley de Acceso a la Información Pública.

Por su parte, y atenta a la labor de las ONG que participan en el Proyecto, la Dirección General de Compras de la Provincia convocó a algunas de ellas como testigos sociales en una importante licitación para la compra de alimentos a fin de que dieran testimonio de su transparencia y legalidad. Las organizaciones emitieron una serie de recomendaciones al respecto, entre las que se destaca el foco en la distribución de alimentos ya adquiridos, la reducción de los precios de compra y la participación ciudadana en todo el proceso de contratación.

El reconocimiento internacional a la labor de las organizaciones mendocinas, sobre todo en un tema tan sensible como son las compras públicas en general y las de alimentos en particular, es indicativo de una sociedad civil robusta y comprometida con la integridad. Y estos resultados que indicarían mejoras puntuales en las instituciones de nuestra Provincia comienzan a establecer estándares y generar capacidades que contribuirán a forjar una Mendoza más justa y transparente.

Seguir leyendo