Del Norte a la Patagonia

Ya son productoras de vino 14 provincias argentinas y hay 59 áreas vitivinícolas

Los datos del crecimiento de la industria vitivinícola surge del estudio realizado por el Consejo Federal de Inversiones (CFI), en conjunto con las provincias y la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR)

Por UNO

El sector vitivinícola argentino enfrentará el 2024 con muy buenas perspectivas, con catorce provincias produciendo vino y 59 áreas productivas.

Así surge de un estudio realizado por el Consejo Federal de Inversiones (CFI), en conjunto con las provincias y la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR).

La gran pregunta que se hacen en el sector es si, con un tipo de cambio más competitivo como se espera, habrá chances de ganar nuevos mercados y subir fuerte las exportaciones.

cosecha 2023 uva 2.jpg

►TE PUEDE INTERESAR: Comenzaron este sábado los operativos para combatir la polilla de la vid en Mendoza

Relevamiento con nivel internacional

La Argentina se convierte así en el primer país del mundo en tener toda su superficie cultivada con vid relevada y caracterizada bajo una misma metodología científica. Y toda esa información está disponible de forma libre y gratuita desde un sitio web, al que se accede en https://observatoriova.com/.

El estudio demandó el trabajo de 50 profesionales que relevaron más de 15.000 hectáreas de vid distribuidas en 59 valles de 14 provincias argentinas.

Allí se realizaron 327 calicatas -excavaciones- y se relevó información fundamental para la conformación de una base de datos objetiva, uniforme y comparable de libre acceso a todos los actores de la vitivinicultura argentina.

Destacan la organización del sector

Ignacio Lamothe, secretario general del CFI, destacó que cuando se tiene a un sector productivo "tan bien organizado, se producen cosas como la que presentamos hoy, que no es la finalización de una tarea sino un punto de partida de un trabajo que tenemos que profundizar y desde el CFI no tenemos dudas de que hay que acompañarlo en el tiempo".

Como resultado del estudio, y sumado a un trabajo previo realizado entre COVIAR y el BID, se desarrollaron bases de datos y mapas digitales de las áreas productivas de las provincias de Mendoza, Buenos Aires, Catamarca, Chubut, Córdoba, Entre Ríos, Jujuy, La Pampa, La Rioja, Neuquén, Río Negro, Salta, San Juan y Tucumán, que ayudarán a potenciar el valor de cada territorio, unificar áreas con patrones similares de comportamiento varietal y facilitar el proceso de generación de indicaciones geográficas.

"El apoyo del CFI ha sido y es clave para COVIAR en el desarrollo de acciones tendientes a cumplir con los objetivos del Plan Estratégico Vitivinícola (PEVI) en su actualización al 2030", afirmó Mario González, presidente de COVIAR.

La alquimia del vino

Los atributos de un vino son el resultado de la interacción de factores ambientales, biológicos, vitícolas, geológicos, enológicos y culturales, delimitando el terruño óptimo para cada varietal de vid.

Desde el sector privado, referentes de distintas zonas vitivinícolas del país destacaron el potencial y la importancia de estos estudios de caracterización de zonas vitivinícolas.

Como bodegas "somos los demandantes de este estudio y los beneficiarios directos", afirmó Edgardo Del Pópolo, ingeniero agrónomo y viticultor.

"Este estudio nos permite identificar lugares y variedades para cultivar en las distintas regiones vitivinícolas de Argentina", dijo Ana Viola, de la Cámara de Bodegas de la Patagonia, para quien "lo que nos hace únicos son los terruños y eso no se puede copiar en ningún lugar del mundo".

Fuente: Noticias Argentinas

Temas relacionados: