Con una inflación oficial del 3% durante noviembre, una familia mendocina necesitó casi $46.000 para no caer bajo la línea de la pobreza (lo que representa la Canasta Básica Total), lo que significó que el costo de vida tuvo una suba por encima del índice de precios al consumidor (IPC) y se posicionó en 4,56%. Vivienda y servicios básicos fue el ítem de mayor aumento.

En consonancia con el INDEC, en Mendoza la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas dio a conocer este martes el último relevamiento de datos económicos de la provincia. Allí se estableció que el costo de la canasta básica alimentaria (CBA) en $17.753 y en $45.981 la Canasta Básica Total (CBT).

Te puede interesar...

Para calcular ambos índices se toman las necesidades de una familia compuesta por dos adultos y dos menores de edad. El primero sirve para establecer la línea de indigencia, con el segundo se fija la línea de pobreza.

Según estos guarismos, la CBA tuvo un incremento del 4,16% con respecto al mes anterior y ya ha acumulado el 40,37% en lo que va del 2019, mientras que para la CBT la suba fue del 4,56% y suma el 38,23%.

En tanto, la inflación que se fijó en el 3% para Mendoza fue menor que la comunicada por el INDEC a nivel nacional la cuál fue del 3,2% e, incluso, a que la notificada en octubre que se ubicó en 3,6%.

Vivienda y servicios básico fue el ítem que mostró una mayor suba y fue del 5,2%. Sin embargo, el rubro es el que más a acumulado aumentos desde enero con el 43,5%.

A nivel nacional, fueron recreación y cultura, con el 5,1% -por la mayor apertura de actividades presenciales en gimnasios y alquiler de canchas- y equipamiento y mantenimiento del hogar", con el 3,9%; los de mayor alza.

https://twitter.com/INDECArgentina/status/1338924588298801160