La ciudad mendocina de San Martín conserva aún cierto trato cálido entre los vecinos. Entonces, aprovechando esto y también la relación casi familiar que hace el argentino tipo con su bar de preferencia, un bar /restaurante de esta zona mendocina lanzó una campaña pidiéndole a sus clientes que vayan a cenar temprano, para evitar las restricciones nocturnas fijadas por el nuevo decreto presidencial por la segunda ola de la pandemia.

Son tres socios jóvenes que, en pleno corazón de San Martín, tienen una confitería (Viser) y una pizzería (Caprese). "Cená temprano", dice el flyer que difundieron en las redes. Pero lo interesante es que no solo apuntaron a su clientela para cuidar sus ingresos personales, sino que dijeron: "Apoyemos a nuestros gastronómicos", involucrando a todos sus colegas / competencia.

Dijeron: "Sigamos comiendo rico. Respetemos el protocolo. Sigamos juntos".

campaña 2.jpg

"Esto lo subimos nosotros, a nuestras paginas, porque realmente necesitamos que los clientes coman más temprano", dijo Raúl Escudero, uno de los socios.

"El horario que se ha impuesto no nos sirve. La gente no se acostumbra a salir temprano y eso nos mata", dijo.

El gastronómico sostuvo que el cierre a la medianoche no tiene mucha lógica sanitaria. "No veo cual es la ventaja de cerrar temprano. No limitás nada y a nosotros nos perjudica un turno completo", dijo, pese a lo cual los locales de esta sociedad cumplen los protocolos dispuestos desde que comenzó la pandemia.

Sobre estos 13 meses de pandemia y cuarentena, Escudero dice que "los primeros meses de cierre total los sufrimos mucho y nos endeudamos. Recién pudimos salir un poco, cuando se pudo reabrir con restricciones y, cuando se liberó un poco más, pudimos achicar un poco las deudas".

Sin embargo sostuvo que "si se vuelve al cierre, como antes, se va a complicar muchísimo. La gastronómica siempre ha sido la más perjudicada. Esto nos mata. No terminamos de salir de las deudas de la primera etapa, que ya volvemos a caer en otras".

Aún así, tratando de generar cierta complicidad con su clientela, los dos locales de la sociedad intentan que la gente salga a cenar temprano. Ojalá funcione.

Seguir leyendo