El mes de junio se avizoraba complicado para las arcas mendocinas. Además del pago del medio aguinaldo a los empleados públicos, desde Hacienda debían cubrir también distintos vencimientos que en total sumaban más de $7.000 millones. Pero este martes, el ministro Lisandro Nieri consiguió algo de alivio para las cuentas mendocinas: logró diferir esos vencimientos de deuda licitando letras por $6.397 millones, aunque los inversores ofertaron más de 4 veces el monto que buscaba Mendoza.

"Es importante primero haber conseguido licitar esas letras porque eso nos permite mantener el plan de inversión que teníamos previsto para este año, ya sea en obra pública como en programas de inversión como el Mendoza Activa. Pero también es clave lograr que a Mendoza se le preste plata, algo que hace 6 años no pasaba. Eso habla de que el inversor confía en el orden fiscal: salimos a buscar poco más de $6.000 millones y tuvimos oferta por $27.000 millones", contó, con cierto tono de victoria, el ministro Nieri.

Es que el apremio que tenía en frente no era menor. El lunes 31 de mayo Mendoza debió pagar $272 millones de la deuda con el Banco Nación, a lo que se sumaba el vencimiento de $1.526 millones que corresponden a la serie 2 de las letras, que vencían el 3 de junio y otro vencimiento del 9 de Junio, del bono Provincia de Mendoza Junio (PMJ21) por otros $5.218 millones, por lo que el rojo que debía cubrir la provincia era en total $7.016 millones.

Para eso echó mano al Programa de Letras de Tesorería y consiguió "rolear" $6.397 millones a 348 días, "dado que mayores plazos permitirán una planificación más certera durante el ejercicio fiscal 2021 el cual se mantiene con elevada incertidumbre y volatilidad. Por ello, la totalidad de la emisión se concentrará en el tramo largo", explicaron desde Hacienda.

Además de esa licitación de letras, el Gobierno también quedó conforme con las tasas con las que logró diferir aquellos vencimientos, "con un costo mucho menor al que tenía la provincia. El mercado nos presta a una tasa inferior a la que maneja un organismo oficial", resaltó el ministro.

La tasa de interés a pagar por las letras será BADLAR + 0%. Asimismo, los inversores recibirán un interés compensatorio adicional equivalente a CER +2.8% - BADLAR. De esta manera, el costo financiero real de estas letras será 40% inferior al costo financiero del crédito vigente con el Banco Nación.

Seguir leyendo